En el primer día de testeos rápidos, de 400 muestras tomadas en Constitución no hubo casos positivos de Covid19

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este viernes que finalizado el primer día de testeos rápidos de Covid19, que contó con un operativo sanitario en la estación de Constitución, no se registraron casos positivos, de 400 casos medidos.

La próxima semana se extenderá a las estaciones de Once y Retiro. «No tenemos, por ahora, casos positivos, lo que significa que hay poca circulación del virus», dijo el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, hacia el mediodía.

«Es una nueva fase de todo lo que tenemos planificado. Comenzamos ahora con los testeos de este tipo para medir circulación viral, son estudios epidemiológicos, no de diagnóstico», detalló durante su recorrida junto a los ministros de Seguridad, Sabina Frederic; y de Transporte, Mario Meoni.

García, quien destacó el funcionamiento del operativo y la predisposición de los pasajeros, comentó que «esto recién comienza».

«Vamos a ir midiendo la circulación viral en otros centros importantes de la ciudad y luego en otros lugares del país», advirtió.

La campaña de testeos comenzó las 9 de la mañana. Para el primer día se estableció realizar 400 análisis. El plan del MInisterio de Salud es llegar a un total de 1200 análisis.

En forma paralela la Ciudad de Buenos Aires también dispuso la realización de rápidos. En su caso, empezará a hacer pruebas en geríatricos, a personal de salud y miembros de las fuerzas de seguridad.

Para determinar efectivamente si alguien está cursando la enfermedad se debe realizar un hisopado para tomar una muestra que luego es sometida a un análisis más complejo que permite determinar si hay o no presencia de coronavirus.

Esas pruebas son realizadas en el Intituto Malbrán o en los demás laboratorios especializados que fueron capacitados a tal fin.

Para realizarse los tests rápidos hay que ser mayor de 18 años. Además, la persona debe tener al menos 21 días sin presencia de síntomas como fiebre, dificultad para respirar o la pérdida súbita del sentido del olfato y del gusto.

Lo primero que hace el equipo médico con aquellos que acceden a someterse a la prueba es hacerlos pasar por un escáner térmico para medir su temperatura.

En caso de no presentar fiebre, se realiza un pinchazo en el dedo del paciente para extraer una gota de sangre mediante un capilar.

Acto seguido, se coloca en un dispositivo que hace fluir la sangre sobre un soporte que contiene un reactivo. Esto produce una reacción bioquímica que se expresa en diferentes líneas de colores, que cuales dan cuenta del resultado.

La aparición de sólo una de las líneas de control indica que el resultado es negativo y que la persona no generó anticuerpos contra el coronavirus. Si aparecen dos líneas implica que apareció un primer anticuerpo, lo que significa que el diagnóstico es positivo.

Por último, también puede llegar a mostrarse una tercera línea, la cual advierte la presencia de un segundo anticuerpo.