Recalculando: Ghi calificó de «inoportuno» el pedido de AA2000 para que se cierre el Aeropuerto de El Palomar

No me parece el momento para abordar esto», consideró anoche el intendente, Lucas Ghi, consultado sobre el pedido que realizó la concesionaria Aeropuertos Argentina 2000 para que se cierre en forma temporal el Aeropuerto de El Palomar a raíz del parate aero-comercial.

La terminal fue inaugurada con polémica en febrero de 2018, pero recién estuvo 100% operativa hacia fines de ese año. Entonces, la llegada de la primera aerolínea Low Cost, Flybondi, generó un revuelo en el gremio aeronáutico, que se vio enfrentado al gobierno de Mauricio Macri desde el arranque. Pasaron marchas y hasta se conformó un colectivo que lo sigue calificando como el «aeropuerto trucho».

Sin embargo, con el cambio de Gobierno, no hubo movidas en contra del proyecto aerocomercial, hasta que la propia concesionaria pidió bajarle la cortina mientras dure la cuarentena por un tema de costos operativos. “La propuesta que realiza AA2000 tiene dos claros damnificados: las aerolíneas low cost y los miles de pasajeros que vuelan por primera vez y con tarifas acordes con sus situaciones sociales y laborales. Sin contar el impacto que tendría en la generación de empleo, en el impulso de las economías regionales y en la pérdida de conectividad para todas las provincias”, respondió de manera inmediata Flybondi, la semana pasada.

El intendente, en tanto, quien hasta aquí pretendía abrir un marco de diálogo entre todas las partes pero evitaba frases tajantes sobre la cuestión de fondo (si quiere o no un aeropuerto), opinó ayer: «En este marco donde todos estamos corriendo detrás de la emergencia, es completamente inoportuno (el pedido de AA2000. Agregarnos un problema con la eventual destrucción de empleo, porque se especula que mucha gente se quedaría en la calle», indicó al programa Primer Plano.

En el aeropuerto de El Palomar trabajan más de 1.000 personas, de los cuáles el 80% son personas que viven en la zona y por la terminal aérea pasaron más de 2,8 millones de pasajeros desde su apertura.
La justicia federal impuso desde septiembre del año pasado un límite horario del uso de la pista: desde las 22 hasta las 7 del día siguiente no se podían realizar operaciones. Mientras, en el verano Flybondi sumó rutas a San Pablo y a Porto Alegre (Brasil) pero llegó la prohibición total de operar por el aislamiento social preventivo obligatorio.

Desde hace más de un mes, los únicos movimientos en el aeropuerto de El Palomar son de los Hércules de la Fuerza Aérea con los vuelos de repatriación de países latinoamericanos.