Ákerman pidió a Agremiados que negocie con AFA: «Es una situación atípica pero creo que nos dejaron en banda»

El goleador histórico del Deportivo Morón, Damián Akerman, salió a cuestionar al titular de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA) por dejar «en banda» a los jugadores en plena pandemia, en el marco de una lucha entre clubes y planteles millonarios, que deja en el borde de la quiebra y en el filo de los despidos a cientos de clubes y a miles de jugadores.

“Es una situación atípica, pero creo que sí nos dejaron en banda, habría que ceder un poco de todos lados y no que el protagonista de este hermoso deporte quede en banda como parece que va a pasar”, apuntó Akerman en diálogo con el programa deportivo «Super Mitre».

La AFA y Sergio Marchi, quien volvió a la palestra luego de pasar sin juicios por el escándalo de la financiera, comenzaron esta semana una lucha por el recorte de salarios de los jugadores y la finalización de la Superliga y sus contratos.

Los clubes que no concreten esos recortes del 30 por ciento o más en sus presupuestos, partiendo de un piso de $400 mil, posiblemente vayan detrás de las decisiones de Sarmiento de Junín y San Martín de San Juan, ambos de la Primera Nacional, que adelantaron que dejarán en libertad de acción desde el 30 de junio a casi todos los profesionales.

En consecuencia, al vencerse poco más de 2 mil contratos en todas las categorías, los clubes tendrán la posibilidad de revisar los números, ofrecer salarios más acordes a la realidad o simplemente dejar en libertad de acción a los futbolistas.

“El gremio hoy es como que nos están mandando al choque, a intimar a los clubes y demás. Yo hace 17 años que estoy en el club, no sé cuanto tiempo seguiré jugando, pero intimar a Morón hoy para mí sería una locura, no lo hubiese hecho a los 25 años y hoy no lo voy a hacer ahora», reconoció Akerman, expresión de la situación en el ascenso.

“No sé cómo se maneja el gremio, pero sí se debería salir a cuidar un poco más al jugador en este momento, creo que no deberían dejarnos tirados a los jugadores como aparentemente parece que va a pasar. Ojalá que me equivoque y que no sea así”, opinó.

Además, aclaró que está «lejos» de ser millonario y pidió que su gremio llegue a «un acuerdo con la AFA y los clubes».

“Van a ser muchos los clubes que van a quedar complicadísimos a nivel económico, pero si bien va haber ascensos como dicen, hay que ver quien está en condiciones de poder invertir y armar un buen plantel como para aspirar a ascender”, analizó.

“Es dificilísimo pensar que no se puede jugar hasta enero. No creo que arranque un campeonato en enero, es prácticamente un año sin fútbol, es una locura, porque se paró a mediados de marzo y podría arrancar a finales de febrero, y serían 11 meses. Una locura», lamentó el futbolista de 40 años, que volvió a ser padre y hasta fue abuelo este año.