La Cámara de Comercio de Morón se reunió con funcionarios de la comuna y pidió por una apertura gradual de negocios

Este viernes, horas antes de que se anuncie la continuidad de la cuarentena hasta el 24 de mayo en el Área Metropolitna, el presidente de la Asociación Comercial e Industrial de Morón (ACIM),  José Di Agresti, se reunió con autoridades del municipio para relevar la situación económica y solicitar la apertura de algunos comercios.

La reunión fue difundida por la propia cámara y no tuvo lugar en ninguna de las redes comunicativas del gobierno local. El intendente no estuvo. Pero sí su jefe de Gabinete, Hernán Sabbatella; y los secretarios de Salud, Dr Martín Latorraca; y Economía, Cecilia Gata Castel; el subsecretario de Desarrollo Económico Local, Juan Carlos Martínez; el de Control Comunal, Fabian Montecchiari; y el director de Promoción Comercial, Fabio Martínez, conocido comerciante de Haedo, socialista integrado al Frente Renovador desde la campaña 2017.

De acuerdo al comunicado de ACIM, se habló de la «situación económica de los comercios del Área Central que no son esenciales ni negocios de proximidad» y se solicitó al Ejecutivo el «protocolo» de actividades eximidas de la cuarentena (es dinámico y tiende a abrirse).

Ante los funcionarios, Agresti, consultó sobre la «posibilidad de que los negocios no esenciales puedan entregar sus productos vendidos en forma online en sus locales siempre guardando un protocolo sanitario».

«Esto debido a las largas filas de personas que en los últimos días se verificaron en el Correo Argentino y algunos privados ya que el comercio debe trasladar el producto a los mencionados lugares o el comprador pasar a retirarlo», explicó. De hecho, se quejó de que las «grande superficies están vendiendo productos considerados “no esenciales” (textiles, marroquinerías, bazar, blanco, zapatos), todo lo que está previsto de la manera online. Está más limitado en forma presencial. Esto se observa fácilmente con cadenas como Easy o Frávega.

En definitiva, ACIM pidió «evaluar la posibilidad de la apertura comercial dentro de un horario donde el transporte público no se vea colapsado».

Las autoridades tomaron nota y quedaron en reunirse es semana de nuevo. Las cámaras vienen en diálogo también con los bloques del HCD, que no sesiona (aunque podría hacerlo en otro lugar que no sea el recinto) y acumula proyectos sobre protocolos. El Ejecutivo dispone.