Juntos por el Cambio prepara una batería de proyectos para eximir a pymes y municipios del pago de impuestos y aportes

La cuarentena empieza a resquebrajarse tanto como la economía, y, aunque todavía no tiene fecha cierta el regreso de las sesiones ordinarias, navegan por las legislaturas distintos proyectos para financiar al Estado y/o ayudar a los privado.

Con problemas para el pago de sueldos por la abrupta caída de las recaudaciones y de la coparticipación, un grupo de legisladores de la oposición presentó un proyecto para suspender el pago de aportes por tres meses. La redacción lleva la firma de los diputados de Juntos por el Cambio Daniel Lipovetzky, Alex Campbell y Maximiliano Abad. Sería un ahorro para las asfixiadas arcas municipales de $6.300 millones. Pretenden que se exceptúe del pago de aportes a los jefes comunales por 90 días ($ 2.100 millones por mes). “De ese modo no se desfinanciaría a la Provincia”, se explicó.

El ahorro repercutiría en el Instituto de Previsión Social, la caja de jubilaciones bonaerense. Tiene sus detractores y defensores.

En tanto, intendentes le plantearon al Presidente la necesidad de que se los exima del pago del IVA en las millonarias contrataciones para la recolección y el tratamiento de residuos. Otros les plantearon a Kicillof la posibilidad de utilizar el dinero del Fondo Educativo para cubrir gastos corrientes (algo que de todas maneras ocurre).

A partir de la próxima semana comenzarían las sesiones mixtas en la Legislatura bonaerense. La oposición pretende tratar su propuesta sobre tablas el jueves. Entre otros puntos, reclama suspender el pago de los ingresos brutos, la principal fuente de ingreso propia que tiene el estado provincia. El oficialismo solo va a tratar temas en los que haya acuerdo.

A su vez, senadores de JxC presentaron un proyecto para que pymes y trabajadores autónomos sean exceptuados de actuar como agentes de retención ante la AFIP. «Esta medida generará alivio y desahogo financiero porque al quedar eximidos de cumplir este rol de recaudadores del fisco, podrán disminuir sus costos de administración y dedicarse plenamente a la producción», explicó el senador autor de la iniciativa, Pablo Daniel Blanco.

El Frente de Todos sólo busca cómo recaudar, ensanchando la grieta social. Por eso se propone un “tributo extraordinario” y por “única vez” a las grandes fortunas. Tras la primera sesión virtual de la Cámara de Diputados, donde se aprobará el protocolo para el funcionamiento remoto para todo el ámbito del cuerpo legislativo, el oficialismo recién avanzará con su presentación y su debate en comisión. El Frente de Izquierda propone cinco impuestos extraordinarios para gravar grandes fortunas, los bancos, las grandes extensiones agrícolas y viviendas ociosas.