Volnovich visitó un sector para pacientes de Covid189 y dijo que el Hospital de Ituzaingó será para los afiliados del PAMI

La directora ejecutiva de PAMI, Luana Volnovich; y el ministro de Salud de la Provincia, Daniel Gollán, recorrieron esta mañana las obras finalizadas del área que será destinada a pacientes positivos de COVID-19 en el edificio del polémico Hospital del Bicentenario de Ituzaingó.

«Finalizamos en tiempo récord la obra; recorrimos las instalaciones donde pondremos en marcha un sector con 120 camas y equipamiento para tratar pacientes con COVID-19. Gracias al esfuerzo conjunto de todas las jurisdicciones, en las próximas semanas, el hospital estará al servicio de las jubiladas y los jubilados de PAMI y de todos los vecinos de la región», indicó Volnovich vía Twitter.

El edificio tiene más de 17 mil metros cuadrados. El proyecto, curiosamente, fue anunciado en medio de la batalla por la Resolución 125, en 2008, junto a otros ocho centros. El terreno ya había sido adquirido por el municipio y anunciada la construcción de un hospital provincial, en 2003. Sin embargo, los recursos llegaron recién en 2012, bajo un extraño convenio donde el PAMI se hacía cargo de la obra pero (se suponía) iba a entregar el edificio al Municipio y a la Provincia. Esa idea nunca se transformó en una ley de sesión.

Se inauguró falsamente en octubre de 2015, en un acto con Daniel Scioli, acaso la única participación que tuvo en esa obra. Entre denuncias de malversación de fondos bajo el signo K y la necesidad de ajustar la caja, durante la gestión de Mauricio Macri el proyecto tampoco avanzó hasta septiembre del año pasado, cuando se firmó otro contrato para cederle 6 mil metros cuadrados a la comuna para que se haga cargo de una guardia al menos. Es mentira que la obra contaba con un 95% de avance. Es mentira que la Provincia estaba obligada a invertir: aunque prometió adelantar fondos para camas que el Municipio nunca compró; y le ofreció ambulancias del SAME, que la Comuna nunca ploteó como tal, como tampoco anuló el contrato con Salud Protegida, el sistema de «médico a domicilio» que reivindicó la gestión Descalzo para diferenciarlo del «sistema de emergencias» que pretendía Vidal igualara en todos los distritos del GBA.

Finalmente, el plan de inversión nacional regresó con el Covid19. A esta altura agua bendita para un intendente en edad de riesgo que se muestra poco y nada, pero que hoy dejó el aislamiento para recibir a Volnovich.

El hospital debería contar con seis quirófanos, más 120 camas de internación general, ocho de terapia intensiva y 12 para terapia intermedia.

«Creemos que un Estado presente tiene que estar cerca de los vecinos y las vecinas, y por eso seguimos trabajando para poder dar respuesta a esta demanda, todos los días», declaró Alberto Descalzo sin ponerse colorado, a 25 años de haber prometido un hospital propio.

Por lo pronto, los nacimientos no tendrán lugar en el hospital público, que sigue en un limbo. En 2003 se anunció «un materno». Cuando pase la pandemia habrá que ver qué queda y en manos de quién.