La víctima es de Castelar: Detienen a un escribano de Morón cuando intentaba arrojar el cuerpo de un hombre al Río Luján

Un escribano de Morón fue sorprendido anoche por la Policía cuando se prestaba a arrojar al Río el cuerpo de una víctima que estaba oculta en un jarrón. La escena sucedió en un recreo cerca del puente Mitre y fue denunciada por un vecino.

El sujeto, identificado como Ricardo Ignacio Baladía, se trasladaba en un vehículo BMW color celeste. Ingresó a las instalaciones de «El Colonial» y arrojó el cuerpo al agua. Eran cerca de las 21 horas. Un rato antes, trascendió, el casero del ex restaurante El Colonial dio aviso al secretario de Seguridad, Matías Lattaro, de un auto sospechoso que había ingresado por el camino que corre paralelo al río Luján. Por eso, el funcionario dio aviso rápidamente a la Policía.

El cuerpo, según se informó, estaba en el agua al llegar el Comando de Patrulla, que actuó rápidamente y detuvo al sospechoso cuando subía desde el río para la ribera. Al llegar al lugar, los efectivos escucharon un ruido a agua y se encontraron con el torso de un hombre enganchado de las ramas, mientras que un camino de sangre salía del baúl del auto.

«La persona estaba manchada de sangre, solo dijo que era escribano y que sabía de leyes y no habló más» dijeron las fuentes.

La víctima fue identificada como Miguel Alejandro Pereyra, de 41 años, con domicilio en Castelar. El escribano llevaba consigo el DNI. Le secuestraron más de 20 mil dólares. «Lo encontré robando», habría dicho el detenido a la Policía.

La víctima sería su jardinero. Esta madrugada se realizaron allanamientos en la casa del sospechoso, sobre la calle Santa Fe, y  a pocas cuadras en la escribanía, en Brown al 1085, donde se habría perpetrado el crimen: hallaron «rastros hemáticos y se incautó una cuchilla Tramontina de 33 centímetros con mango plástico blanco, e hidrolavadora marca GAMMA 130 que fuera utilizada para borrar los rastros, alterar la escena del hecho, lavando pisos y paredes». La Policía científica trabajaba sobre el cadáver, pero trascendió que el cuerpo fue mutilado para el traslado.