Conurbano Oeste: Cinco intendentes propusieron a la Provincia una «flexibilización ordenada» de la cuarentena

Ajenos a la grieta entre Ciudad y Provincia, los intendentes de Tres de Febrero, Hurlingham, Ituzaingó, San Martín y San Miguel elevaron hoy a la Gobernación una propuesta para llevar adelante una «flexibilización ordenada» de la cuarentena en el Conurbano Oeste.

La iniciativa está refrendada po los cinco distritos, que gobiernan los peronistas Juan Zabaleta, Alberto Descalzo y Fernando Molina; y dos de Juntos por el Cambio, como son Diego Valenzuela y Jaime Méndez.

La propuesta, que incluye a los comercios, las mudanzas y la obra privada, será elevada a la Provincia. La semana pasada se había sumado a las charlas el moronense Lucas Ghi (el único del Nuevo Encuentro) a las videoconferencias, pero finalmente su municipio no firmó el documento conjunto). Los otros cinco intendentes vecinos fijaron parámetros «que permitan un mayor dinamismo en la economía regional sin descuidar la salud». «La situación requiere la necesidad de trabajo coordinado y mancomunado entre los cinco distritos de la Región Oeste, dado que condensan una superficie de 260 km2 y rondan los 1.500.000 habitantes», señala la declaración conjunta.

«Todos los jefes comunales son conscientes de que la economía puede recuperarse, pero una muerte no. Mantener ese equilibrio se ha vuelto uno de los desafíos más complejos a resolver en este proceso».

«En la mesa de trabajo se abordó la necesidad de poner en marcha una flexibilización responsable, cautelosa y progresiva del aislamiento social, preventivo y obligatorio, que afecta la economía local de cada distrito y que requiere especial atención y coordinación entre los Municipios de la Región», indicaron los dirigentes.

Sobre estos criterios, se coordinó una propuesta para solicitar a la Provincia de Buenos Aires la reapertura gradual de los comercios, de forma tal que se pueda garantizar una reactivación de la economía local, sin que ello implique un desborde de la situación sanitaria y epidemiológica, observando estrictamente el cumplimiento de los protocolos de distanciamiento social, higiene y cuidado de la salud para prevenir el contagio del virus.

Así, se acordó fomentar las modalidades de entrega a domicilio, compra pactada, «take-away» y compras online. Se estableció controlar el cumplimiento de estrictas normas sanitarias, velar por el cumplimiento del distanciamiento social, organizando las filas y evitando la aglomeración.

Y en lo que respecta a las obras privadas, se acordó autorizar permisos solo para obras que por cantidad de metros cuadrados aprobados, características edilicias u otros criterios particulares, no demanden la necesidad de contar con aglomeraciones de trabajadores en espacios físicos reducidos.

Por último, los intendentes de los municipios coincidieron en mantener la prohibición de las salidas recreativas, tal como lo dispuso la Provincia.

El intendente de Hurlingham dijo que «en el proceso de una nueva normalidad y sabiendo que estamos en un conglomerado, los municipios acordamos propuestas conjuntas para reanudar ciertos sectores de la economía como los comercios de proximidad, las profesiones colegiadas, las mudanzas y evaluar la continuidad de algunas obras particulares esenciales. Todo en base a protocolos sanitarios que garanticen el cuidado de la salud».

«La propuesta conjunta tiene como objetivo no generar desequilibrios en la circulación de la gente y evitar una competencia desleal entre comerciantes de diferentes distritos», remarcó Zabaleta.

En tanto, Valenzuela indicó que es un modo de dar «continuidad al trabajo conjunto que se inició entre Nación, Capital y Provincia. Es un gran paso adelante, una mirada común donde no hay fronteras y no podemos estar sin coordinación como en el comercio de escala barrial».

«Entre nosotros prevalece la cooperación y el diálogo político: nos ha ido bien trabajando unidos y así queremos continuar cada uno de los cinco intendentes, que representamos a diferentes espacios políticos», finalizó.