Morón, entre el temor a los contagios y la economía: «La necesidad del comercio corre los límites de la cuarentena»

El secretario de Comunicación de Morón, Fernando Torrillate, reveló el motivo por el cual los padres del intendente, Lucas Ghi, en aislamiento preventivo desde el viernes, se habrían contagiado del Coronavirus.

La principal hipótesis es que la madre, que recibe un tratamiento médico en su domicilio periódicamente, haya estado expuesta a un profesional que está infectado. Los centros de salud son, irónicamente, uno de los principales focos de contagio en el área metropolitana.

La empresa que provee el tratamiento investiga el caso, mientras en el Gabinete de Ghi hay preocupación por lo que puede pasar si el intendente da positivo (el viernes el hisopado dio negativo), debido a la alta exposición que tuvieron la semana pasado muchos de sus funcionarios.

«El propio intendente, por su responsabilidad institucional y protocolo, se hizo un análisis. Preocupado por haber sido el agente transmisor (a sus padres). El hispado del viernes dio negativo y se descartó temporalmente la posibilidad de que haya transmitido el virus. No obstante lo cual, Lucas dispuso su aislamiento durante 14 dìas. Hasta el 25 mayo va a estar en su domicilio», contó Torrillate hoy.

Eva Colombo, de 71 años, fue el único caso positivo confirmado ayer por el Municipio en su informe diario de Coronavirus. En total son 89.

«La mamá de Lucas, que ayer se confirmó está afectada, padece una enfermedad crónica, y tiene asistencia domiciliaria. Así que existe esa posibilidad. Se ocupa la propia empresa de estudiar los casos y examinó al personal que contactó a Eva Colombo», explicó el vocero oficial.

En diálogo con Mpquatro radio online, Torrillate confió que «en los lugares donde se atiende, deben tener la mayor precaución posible», aunque entre la exposición a los contagios y el costo de elementos de precaución suele ser el propio personal profesional el que redirige el contagio.

«Nos preocupa lo que sucede en los centros de salud, geriátricos, intervenimos un hogar de niños en Villa Sarmiento. También lo que pasa en los penitenciarios. En los casos de los centros de salud, cuentan no solo con los protocolos, sino con los recursos. Es mucho más sencillo encontrar barbijos en los centros de salud. Pero la situación es tan grave, que todos los procedimientos son más complejos».

«El aislamiento del resto de las personas es de una demanda descomunal. Nosotros conveniamos con hoteles para poder hacer aislamientos preventivos de casos leves o posible contagio. Aislar a las personas de los geriátricos puede llenar las camas en un día», explicó.

El caso de Ghi podría resultar el del primer intendente infectado, aunque por ahora es sólo «un susto» como el del gobernador Axel Kicillof, tras su paso por un hospital de San Martín. «Nos encontramos con una dirigencia política que le pone el cuerpo de una manera descomunal a esta tragedia. Hay que ocuparse y preocuparse. No se están haciendo cosas que no tienen que ver con esto».

El secretario de Comunicación consideró que las presentaciones públicos que hace el intendente son todas «vinculadas con la demanda que tiene este problema». «Hay una preocupación y compromiso muy grande de estar al lado de los que nos necesitan. Me preocupa, siendo parte de un gobierno, pero me llena de orgullo ver que la dirigencia no para. Hay que tomar precauciones, tuvimos un susto con Axel y ahora con Lucas, pero no hay contagios hasta ahora».

– ¿Cómo evaluaron del fin de semana? Mucha gente salió a la calle
FT: Ante esta discusión entre economía y salud, somos partidarios de que no hay discusión que primero nos ocupamos de la vida. Tampoco es una opción. Nos preocupa las dos cosas. La situación económica está afectando a miles de trabajadores y empresarios, que no pueden garantizar el sueldo, abrir sus fabricas o negocios. También nos afecta en la recaudación. Ahora estamos recaudando menos y gastando mucho más. Pero hay transgresiones que no las podemos tolerar. Hay una cosa complicada respecto del espejo de Buenos Aires. Se refleja mucho lo que pasa en Capital. Se viene haciendo un laburo muy bueno entre los distritos, entre Ciudad y Provincia. No obstante, hubo una primera cuestión, cuando la Ciudad abre sin una articulación con el Conurbano, algunas actividades; y promueve paseos. La mitad de la gente que trabaja en Capital es del Conurbano. Eso genera una circulación mucho mayor. Y la necesidad de los comerciantes de abrir negocios hace correr los límites de la cuarentena. Entonces nos preocupa. Estamos tratando de paliar esta situación. Pero no es reprimiendo, no yendo a cerrar persianas, sino generando consensos en el marco de un contexto deplora¡ble.