Nuevo reforma: Los intendentes deberán diseñar sus planes, pero podrán sugerir a los jefes de las Estaciones de la Policía

El ministro de Seguridad, Sergio Berni, encaró una nueva reforma en la Policía Bonaerense, en un giro que le ofrece más protagonismo a los intendentes, aunque lejos están de tener una fuerza de seguridad propia, como querían en el GBA.

En rigor, decidió la eliminación de las Departamentales para reemplazarlas por las jefaturas de Estación de Policía que estarán a cargo de un comisario. Según el caso, el nombre estaría consensuado o al menos sugerido por el jefe comunal.

Las Estaciones de Policía funcionarán en 44 municipios que tienen más de 70 mil habitantes, con el cual abarca al Conurbano. El jefe de Estación tendrá bajo su mando a la Policía Local, el Comando de Patrullas, la Policía Rural (en el caso de comunas del interior con más de 70 mil habitantes o del tercer cordón del GBA), todas las comisarías de la jurisdicción, y la Comisaría de la Mujer y la Familia. Tendrá las funciones de un jefe Departamental, pero sin tanto territorio.

“Hasta ahora, cada una de esas dependencias –Investigación, Mujer, Patrullas- reportaba un jefe diferente en la Jefatura. Ahora quedará concentrada esa información en un responsable ”, fue uno de los argumentos del ministro Berni.

Los nuevos cambios se configuran en la resolución 341/2020 que se publicó en el Boletín Oficial la semana pasada y entró en vigencia a partir de hoy. Para ingresar en este esquema, los alcaldes deben firmar un convenio de adhesión. En eso están. El intendente de Morón, por caso, ya publicó un encuentro virtual en el que comienza a diagramar la reforma.

​En dos artículos, la disposición describe el poder de decisión que contarán los jefes comunales que convaliden el acuerdo: «Deberán elaborar un Plan Integral de Seguridad Local, que será aprobado por el Ministerio de Seguridad», para tareas de prevención. Y, además, deberán preparar un “Plan de gestión integral de Riesgo” que requiera “hipótesis de catástrofes y emergencias y su probabilidad de ocurrencia” con un diagnóstico de las vulnerabilidades locales “para coordinar las acciones que reducen el riesgo”.

Con la nueva estructura el oficial a cargo de la Estación Policial dependerá de un jefe de Región: se trata de las Superintendencias Regionales, que serán 13 en todo el territorio (antes eran 9). Y en el vértice quedará el jefe de la Policía Bonaerense. Toda esta escala policial tiene el manejo político e institucional del ministro de Seguridad.