Sesión remota en Diputados: Juntos por el Cambio no pudo hacer caer los «superpoderes» para el Jefe de Gabinete

En la sesión remota que comenzó esta tarde en la Cámara de Diputados, Juntos por el Cambio por logró incorporar al temario el tratamiento al DNU 457/20, que le otorgó mayores facultades al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para reasignar partidas presupuestarias sin aval parlamentario.

El diputado radical Gustavo Menna, integrante de la Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, pidió un apartamiento del reglamento para poder tratar sobre tablas el polémico decreto, que en la comisión recibió dictamen a favor.

Menna pidió que la moción fuera votada de manera nominal -no a mano alzada-, pero el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, aclaró que la moción necesitaba tres cuartos de los votos y que el Frente de Todos estaba en condiciones numéricas de bloquear el pedido.

Massa propuso, “para ahorrar el procedimiento de logueo y VPN de cada diputado”, que fueran los jefes de bloque quienes anunciaran el voto de sus diputados, pero ante un pedido de Eduardo “Bali” Bucca, y para evitar dudas, aceptó realizar la votación nominal, que demoró varios minutos.

El dictamen no logró la mayoría necesaria, ya que hubo 118 votos afirmativos -de Juntos por el Cambio- y 127 negativos, provenientes del oficialismo y de los interbloques liderados por Bucca (Interbloque Federal) y José Luis Ramón (Unidad Federal para el Desarrollo).

La postura de Ramón llamó la atención, pues en la sesión de la semana pasada fue uno de los diputados que rechazó el DNU de los “superpoderes”. Lo mismo hizo en aquella oportunidad Graciela Camaño, que esta vez se diferenció de Bucca y votó a favor de tratar el decreto.

El DNU 457/20 eliminó el tope del 5% que establecía la Ley de Administración Financiera en su artículo 37 para transferir recursos presupuestarios de una partida a otra sin aval del Congreso.

Menna planteó que “este DNU avasalla las competencias de este Parlamento” porque “se reimplantan los denominados ‘superpoderes’ poniendo en cuestión una atribución del Congreso, tal vez la más importante, que es aprobar la ‘ley de leyes’”.

“Este decreto le delega al jefe de Gabinete, un funcionario que ni siquiera es electo, la función de trastocar el destino de las partidas y la asignación de recursos públicos”, advirtió el chubutense.

Para el radical, esta decisión “nos retrotrae a un pasado que habíamos dejado de lado en 2016”, y además “en un escenario agravado” porque la Ley de Emergencia Pública sancionada en diciembre ya había delegado competencias propias del Congreso al jefe de Gabinete.

“No podemos permitir que el 100% del Presupuesto pueda ser alterado por la decisión de un funcionario que además no ha rendido cuentas” ante el Congreso, señaló Menna en alusión a la ausencia de Santiago Cafiero en el recinto para brindar su informe de gestión.

(El Parlamentario)