Cuarentena hasta el 7 de junio: Será obligatoria la aplicación «Cuidar» en el transporte público y se podrá salir con chicos

El Gobierno extendió (al menos) hasta el 7 de junio la cuarentena obligatoria. «Va a durar lo que tenga que durar», dijo el Presidente, Alberto Fernández, en conferencia y acompañado por el gobernador, Axel Kicillof; y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. La curva de contagios en el AMBA subió, por lo que no habrá más flexibilidad para el comercio, no se autoriza la construcción, pero habrá salvedades: Los chicos podrán salir con sus padres.

Minutos antes de la conferencia, el informe diario del Ministerio de Salud reportó 704 nuevos casos de Covid-19, que suman 11.353 positivos en el país y 445 fallecidos. El mandatario arrancó con cifras. Aunque con un grosero error de tipeo.

Fernández anunció que en esta nueva etapa el foco estará puesto en cuidar a los habitantes de villas y asentamientos de emergencia, donde crecieron los contagios y las muertes por coronavirus en los últimos días. En este marco, explicó que los casos “van a subir” debido a que se detectó “dónde está el virus”, y señaló que se aumentarán los testeos en dichos barrios. “Esto no debe alarmarnos, es parte de lo que esperábamos que ocurra. Por eso se pusieron tantas camas y construyeron hospitales. Lo que previmos está ocurriendo. No tenemos que perder la calma”, enfatizó.

El segundo foco tiene que ver con los permisos de circulación, los cuales deberán sacarse de nuevo antes de fin de mes, debido a que el transporte interjurisdiccional será exclusivo para los trabajadores de actividades esenciales. «Eso significa volver un poco atrás», admitió Fernández. Los permisos actualmente vigentes para las personas exceptuadas regirán hasta el viernes 29 de mayo; y desde el próximo sábado «no habrá ninguna excepción para transitar».

Para utilizar el transporte público será necesario llevar la aplicación «CuidAR» en el celular, donde es necesario volverse a empadronar y hacer la declaración jurada de nuevo. También se filtrará la tarjeta SUBE para trabajadores «esenciales».

Kicillof, por su parte, anunció que se reforzará el control en el traslado de personas entre el Gran Buenos Aires y la Capital Federal, específicamente en lo que hace al transporte público donde será obligatorio el uso de la aplicación «Cuidar».

Además, precisó que «las industrias pueden abrir con protocolos estrictos bajo la supervisión municipal, provincial y nacional y con transporte propio». Y advirtió que «en esta situación no se va a autorizar el rubro de la construcción» privada.

Al pasar, entre dardos a la gestión anterior, dijo que no se pueden permitir salidas recreativas como en Capital (donde continuarán), pero consideró que sí los chicos podrían acompañar a sus padres en las rutinas que están habilitadas.

“Me encantaría que estén todos los negocios abiertos, yo soñaba con una Argentina que consuma en este momento, pero nos tocó otra suerte. Lo que hacemos ahora es preservar la salud de la gente, y eso lo saben muchos comerciantes que pudieron abrir y no abrieron. Porque muchos abrieron y no tienen consumidores. Ese es el principal problema del capitalismo hoy”, analizó el mandatario. También dijo que la ayuda social seguirá lo que haga falta.

Fallido

Según el gráfico que mostró Fernández, Chile tiene 98,4 muertos por cada 100.000 habitantes, es decir que deberían contar con 17.712 casos. En su presentación, recordó que el coronavirus se cobró 673 víctimas, apenas un 4% de mortalidad, en Argentina. Datos cruzados, inexactos. Otra vez refutados desde el exterior. Fue el propio embajador en la Argentina, Nicolás Monckeberg Díaz , el que le contestó al Presidente. A la medianoche, escribió en su cuenta de Twitter. «Debo rectificar error en información publicada por @CasaRosada en reciente punto de prensa. La tasa de fallecidos en Chile es de 3,5 por 100.000 habitantes y no de 98,5 como señala el siguiente gráfico que mostraron», aclaró.