GBA: En la primera semana de testeos, entrevistaron a más de 19 mil vecinos y confirmaron sólo 8 casos de Coronavirus

En la primera semana de testeos barriales, la Provincia contabilizó más de 19 mil entrevistas y sólo dio con 8 casos positivos de coronavirus. De los testeos a posibles pacientes, 35 dieron negativos y nueve aguardan el resultado del hisopado.

El dato surge del operativo casa por casa que desarrolló el gobierno bonaerense desde el lunes 18 hasta el viernes 22 de mayo en barrios populares de los municipios de San Martín, Merlo, La Matanza, Quilmes, Morón, Florencio Varela y La Plata, en articulación con el gobierno nacional (y organismos como la ACUMAR) y cada uno de los municipios.

En San Martín se visitaron 11.503 personas en 3595 casas de los barrios Villa Hidalgo, La Rana, La Carcova y Villa Lanzone de esa localidad que dieron como resultado 8 casos positivos de 31 sospechosos de COVID-19, mientras que 5 aguardan el resultado del hisopados.

En Merlo se entrevistaron 2344 personas cuyos resultados arrojaron 3 casos sospechosos de Coronavirus, pero ningún positivo.

En tanto, en La Matanza se recorrieron 626 casas de los barrios Godoy Cruz y Altos de Celina, visitando 2692 personas y encontrando 2 casos sospechosos que tras la prueba de PCR se concluyó que no estaban contagiados de COVID-19.

En Quilmes, se visitaron 107 casas en las que viven 323 personas en donde hubo 13 casos sospechosos, de los cuales 11 ya fueron descartados y 2 aguardan el resultado del hisopado que determinará si contrajeron coronavirus.

Otro de los operativos territoriales realizados esta semana se llevó adelante en el Barrio Ibañez de Morón, donde las y los promotores de salud visitaron a 1288 personas en donde hubo 1 caso sospechoso, que luego fue desestimado por el resultado de laboratorio.

En La Plata se relevaron 106 casas con 369 personas, pero no se encontraron casos sospechosos de coronavirus.

Otro de los distritos donde se realizó la búsqueda activa de casos sospechosos de coronavirus fue Florencio Varela donde se visitaron 193 casas para entrevistar a 622 personas donde se encontraron 2 casos sospechosos de COVID-19 que aún aguardan el resultado de la prueba de PCR.

La visita a cada distrito se planifica según la información del Registro público provincial de Villas y Asentamientos precarios, del Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP) y la distribución de los casos de coronavirus en la provincia.

En cada vivienda, se toma la temperatura corporal y además se hace un cuestionario para identificar si la persona tiene síntomas compatibles con la definición de caso sospechoso o se trata de alguna otra enfermedad.

Toda esta información recolectada también se utiliza en el sistema informático de monitoreo de tiempo real de la evolución de los casos de COVID 19 en villas y asentamientos. Es un panel de control puesto en marcha por el Gobierno de la Provincia en el que están mapeados los casi 2 mil barrios populares bonaerenses en los que viven 423 mil familias.

“Es un dispositivo estratégico de testeo en relación a la atención y detección de casos para hacer algo más intensificado casa por casa. Testeando al barrio para saber quién tiene síntomas para poder prestarle cuidado lo más rápido posible y hacer el aislamiento precoz para minimizar la transmisión y de esa manera intervenir lo más rápido posible en cualquier posible foco para poder minimizar la transmisión. Hubo tres casos sospechosos que se están evaluando para el testeo”, indicó la secretaria de Acceso a la Salud del Ministerio de Salud de la Nación, Carla Vizzotti.