Pirelli volvió a abrir su planta de neumáticos de Merlo, aunque con «capacidad limitada» por la caída económica

Finalmente, la planta de neumáticos Pirelli reabrió hoy su planta de Merlo, tras dos meses de estar cerrada por la cuarentena, aunque continuará «con capacidad limitada debido a la demanda actual del mercado», aclaró en un comunicado.

«De acuerdo con la demanda actual del mercado, la capacidad productiva está dimensionada», indicaron desde la firma. Y precisaron que «por el momento retornará a la planta únicamente el personal necesario para atender este volumen de producción».

Al mismo tiempo, aclararon que los empleados administrativos «continuarán bajo el régimen de teletrabajo, del mismo modo que los que integren un grupo de riesgo».

El protocolo presentado ante el Municipio y aprobado por la Provincia prevé que Pirelli realice un «monitoreo diario de la situación provocada por la pandemia» y la compañía indicó que en función de ese seguimiento «podrá anunciar otras medidas en el momento adecuado.

En esta primera fase de la puesta en funcionamiento de una de las plantas industriales más importantes de Merlo, junto a la tabacalera Massalin, las medidas para prevenir los contagios del Covid-19 son «la utilización de tapabocas obligatorios para todos los que circulen dentro de las unidades fabriles» y «el control de la temperatura corporal en los accesos».

Además, Pirelli se hace cargo del transporte de los trabajadores hasta sus puestos de trabajo, «con limitación de la cantidad de pasajeros por vehículo».

También limitó «el acceso del personal al comedor de manera simultánea y en las mesas durante los horarios de comidas, así como la disminución del tiempo de permanencia para evitar aglomeraciones».

La empresa había frenado la producción en su fábrica de Merlo el 20 de marzo, cuando el Gobierno nacional dispuso el inicio del aislamiento preventivo, social y obligatorio.