La directora del PAMI reunió a los intendentes de Morón, Hurlingham e Ituzaingó por el programa «Residencias cuidadas»

La directora ejecutiva de PAMI, Luana Volnovich, presentó hoy en el Hospital del Bicentenario de Ituzaingó, próximo a inaugurar su área de internación, el Programa Residencias Cuidadas, junto a los intendentes Alberto Descalzo, Lucas Ghi (de Morón) y Juan Zabaleta (de Hurlingham).

“Con este trabajo conjunto demostramos que la mejor manera de enfrentar la pandemia es la confluencia de los distintos estamentos del sector público. El programa Residencias Cuidadas, que cuenta con el apoyo de los municipios de Ituzaingó, Hurlingham y Morón, da cuenta de esa tarea solidaria y coordinada para acompañar y garantizar la salud de las personas mayores», dijo la directora ejecutiva de PAMI.

Zabaleta repasó: “Hubo una inversión muy importante de PAMI el primer cuatrimestre de este año en nuestro distrito, $110 millones de pesos que tienen que ver con la inversión en cápitas en materia de salud, con el refuerzo del plan Covid para los geriátricos, con los $20 millones en remedios gratuitos para los jubilados».

PAMI cuenta con cinco residencias propias, y por convenio, tiene contrato con otras 563 residencias privadas, donde viven 22.000 personas.

Aunque la obra social no tiene gobernabilidad sobre las prestadoras, frente a un caso sospechoso de COVID-19 pone a disposición del gobierno provincial y/o municipal todos los recursos necesarios para la prevención, aislamiento y traslado como así también para tareas de limpieza, higiene y desinfección integral del establecimiento.

Para la implementación de este programa, PAMI creó el Consejo de Seguimiento institucional y comunitario destinado a brindar información de manera permanente a familiares y/o referentes afectivos de la persona residente sobre las medidas que se están llevando a cabo por parte del Instituto y sobre el estado del operativo, en los casos donde haya traslados hacia lugares transitorios, entendiendo que es una situación que genera angustia tanto para las personas residentes como para sus familiares.

El Programa Residencias Cuidadas también implica un abordaje médico, epidemiológico y psicosocial de los posibles brotes en las residencias, a través de un Equipo Técnico Territorial para la implementación de las acciones de cada una de las UGL en todo el país de supervisión de las medidas de seguridad, higiene, sanitización y condiciones de los elementos de prevención en las residencias de larga estadía.

Asimismo, prevé la creación de un Equipo de Acompañamiento Psicosocial y Familiar que asistirá a las personas afiliadas que viven en las residencias y a sus seres queridos.

En el marco de este programa, PAMI realizó un refuerzo presupuestario para las residencias prestadoras privadas de $84.000.000 para la compra de los elementos de protección personal y de $400.000.000 anuales que corresponden a un pago extraordinario de un 4% por persona afiliada.
«Tenemos que extremar las medidas de prevención destinadas a nuestro mayores, que son quienes más riesgo corren en esta emergencia epidemiológica, y estas medidas implementadas por el PAMI van en esa dirección», señaló Lucas Ghi.