Tras los casos registrados en Wall Mart y Carrefour, el Sindicato de Comercio exige testeos rápidos en los locales

Los contagios detectados en empleados de dos hipermercados de la Zona Oeste motivó al Sindicato de Comercio regional (SEOCA) a intimar a las empresas a realizar testeos rápidos y utilizar pistolas de medición de fiebre en sus locales.

En la última semana se registraron contagios en el Wall Mart de San Justo y en el Carrefour de Moreno, donde un sólo caso bastó para que cerraran ese establecimiento en forma preventiva, como ocurriera con un «Día» de Ramos Mejía.

El secretario del gremio, Julio Ledesma, envió este miércoles una comunicación a las cadenas para garantizar las medidas de control. «En tutela de los derechos individuales y colectivos por nuestra organización representados, es que en resguardo de la salud de nuestros trabajadores es que requerimos que la empresa promueva la realización de tests de  detección de Covid-19 a los integrantes del colectivo laboral de los establecimientos», suscribió el dirigente matancero.

«Una detección temprana del contagio no solo permitiría un mayor control de la enfermedad y en consecuencia la prevención de consecuencias dañosas para los trabajadores y la propia empresa, sino que además aportaría tranquilidad y seguridad a las tensiones ya existentes entre los trabajadores, quienes se desenvuelven en un medio ambiente cada vez mas hostil e incierto», indica la carta. La actividad, por se tratada de esencial, está más expuesta al contagio.

Por eso «exigimos la aplicación de pistolas de medición de temperatura o cámaras termográficas, no sólo para los trabajadores sino para el público en general que ingresa a los establecimientos», sostiene Ledesma. Y agregó que se debería tener «en consideración que el flujo de personas en los mercados es abrumadoramente intensa, lo que impone medidas de comprobación cada vez más restrictivas a la hora del control de admisión a los mismos».