Denuncia al 911: Siete policías fueron sumariados por haber armado una fiesta que, además, terminó a los tiros, en Merlo

En medio de la cuarentena, un grupo de siete policías realizó en la madrugada del jueves una fiesta que terminó con los disparos. El hecho ocurrió en Azopardo e Independencia, en Merlo. Son agentes del comando de patrulla de Moreno de la Policía Bonaerense, junto con dos civiles, quienes ya fueron identificados, aunque todavía no han sido detenidos.

El llamado al 911 hizo llegar patrulleros al lugar, tras la denuncia de haber escuchado disparos. Según los primeros datos, uno de los vecinos del lugar habría roto el auto de uno de los policías que se encontraba en la fiesta. Fue entonces cuando uno de los efectivos disparó su arma 9 mm. Este jueves a la tarde, la policía científica confirmó los balazos.

La UFI 2 de Morón, a cargo de Fernando Capello, está a cargo de la investigación. Por otro lado, la causa recayó en el Juzgado Federal Nº 2, a cargo de Ignacio Calvo. Los siete policías bonaerense fueron sumariados y quedaron imputados por violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el coronavirus.

Además del sumario interno de la fuerza y la causa federal por violación al artículo 205 -referido a la violación del aislamiento-, el policía dueño de casa es investigado por averiguación de ilícito, ya que un vecino denunció que durante esa reunión efectuó disparos al aire, uno de los cuales impactó en su vehículo, añadieron las fuentes.

La denuncia fue realizada por dos vecinos, uno de los cuales aseguró que uno de esos disparos había impactado en la luneta de su Volkswagen Fox estacionado en la calle.

Un jefe policial reveló a Télam que los peritos que trabajaron más tarde en el lugar hallaron al menos diez impactos de bala en paredes de viviendas contiguas.

Al ingresar al domicilio denunciado, los efectivos de la Estación de Seguridad Departamental de Merlo identificaron al dueño de casa, un oficial del Comando de Patrullas de Moreno, quien estaba junto a otros seis policías y dos civiles participando de una reunión a pesar de la prohibición decretada ante la pandemia dle coronavirus, añadieron las fuentes.

Los efectivos secuestraron el arma reglamentaria del dueño de casa,una pistola Bersa Thunder con cargador y 17 proyectiles, y dispusieron el traslado de todos los presentes a la seccional local para iniciar las actuaciones de rigor, aunque luego cada uno retornó a su domicilio.

Voceros judiciales informaron que por averiguación de ilícito, es decir los disparos, se inció una causa penal en la fiscalía 2 de Morón, a cargo de Fernando Capello, con el dueño de casa como imputado, mientras que por la violación del aislamiento otra que tramita en la Justicia Federal y que tiene a los nueve participantes de la reunión investigados.

En tanto, Asuntos Internos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires inició un sumario para evaluar la conducta de los efectivos y disponer eventuales sanciones, al tiempo que ordenó el apartamiento de sus funciones del policía dueño de la vivienda mientras sigue adelante la investigación, según fuentes judiciales.

Por otro lado, la Jefatura de Merlo se convirtió ayer en pionera, por elegir mujeres para la conducción de comisarías del distrito.

La comisaría 6° de Mariano Acosta estará a cargo de la subcomisaria Noelia Duarte, ex titular del Destacamento de Barrio Pompeya. En su lugar asumió la subcomisaria Lorena Motta, que era Segunda jefa en la Comiría 2da de Padua.