Regreso con polémicas en el HCD de Morón: Ahora dicen que Faravelli tiene OSDE y que la licencia de Catena fue irregular

El regreso al trabajo del Concejo Deliberante de Morón no sólo estuvo marcado por la pandemia, la que obligó a cambiar de lugar el recinto de sesiones (el jueves en la Plaza y el viernes en el Teatro), y la Rendición de Cuentas del último año de la gestión Tagliaferro, sino también por una serie de denuncias cruzadas que contaron hoy con más capítulos.

Ayer, antes de que el Frente de Todos rechazara el ejercicio contable de 2019, legisladores y dirigentes de Juntos por el Cambio se solidarizaron con la presidenta de bloque de concejales, Natalin Faravelli, quien denunció haber sido «discriminada» por el presidente del HCD, Jorge Laviuzza, porque no la dejó participar de estas reuniones en forma remota.

La concejal está cursando su segundo embarazo, con lo cual es una eventual paciente de riesgo. Y participó, como jefa de bloque, de conversaciones online. Quedaron grabadas. El oficialismo sacó a relucir un diálogo en el que Faravelli no sabía si iba poder estar en el recinto. Finalmente todo el bloque se ausentó, en defensa de su derecho a sesionar.

A todo esto, la senadora provincial Daniela Reich (Jxc) presentó una declaración de repudio contra el titular del HCD. En su defensa, concejales del F. de Todos difundieron la última charla que mantuvieron los presidentes de bloque.

Desde el Ejecutivo fueron un poco más allá: Mostraron información de ANSES, que indica que Faravelli no se quedaría sin obras social si tuviera que pedir licencia (un defecto de la Ley Orgánica de Municipalidades), ya que tiene OSDE. En sus comunicados había afirmado que dependía de su trabajo para tener cobertura médica en su estado.

El oficialismo también se encargó de dejar en evidencia al concejal macrista Emiliano Catena, quien pidió licencia después de haber salido del país. El dato se lo guardaron hasta ayer, cuando en su lugar ya había asumido la banca Walter Anzorena. Según publicó el portal de Primer Plano, el concejal hizo dos veces la presentación, a través de la exconcejal y actual diputada bonaerense María Eugenia Brizzi. Arriesga incluso que hasta tenía falsificada la firma. Una maniobra ciertamente evitable, con algún grado de experiencia. Lo cierto es que en ese documento alega temas personales.

El gobierno local dejó trascender ayer todos los datos de su viaje, hasta con número de ticket: Partió del país el 15 de mayo en un vuelo de Latam con destino a Miami y escala en Santiago de Chile. Lo acompañaba a hija, en el asiento contiguo.