Cierran preventivamente el hipermercado Jumbo de Morón, tras confirmarse el contagio de coronavirus de un empleado

El hipermercado Jumbo que está ubicado dentro del shoping Plaza Oeste de Morón fue evacuado hoy y cerrado en forma preventiva luego de un caso positivo en uno de sus empleados. Desde el gremio de Comercio habían intimado a las cadenas a testear a todos sus empleados.

El miedo al contagio se va transformando en realidad en las grandes superficies comerciales. Según un grupo de empleados de Capital afirma que superó la barrera de los 100 casos entre supermercados porteños.

En este caso particular, el empleado contagiado pertenece al sector de fiambrería. Estudian los contactos estrechos para que queden en aislamiento. Las instalaciones van a ser desinfectadas. El salón de ventas ubicado en la Planta Baja del shoping de Morón estaba parcialmente clausurada por vender productos prohibidos para el sector minorista en el marco de la cuarentena. Era uno de los puntos discutidos por CAME, aunque en el fondo lo que más le importa a los comerciantes chicos es reabrir sus puertas, con cualquier tipo de protocolo.

Por lo pronto, el Sindicato de Comercio de Zona Oeste confirmó hoy el dato. «Un compañero trabajador del supermercado Jumbo Plaza Oeste, fue diagnosticado con COVID-19. Ante esta situación, el SEOCA y los delegados actuaron rápidamente para que se aísle al personal y se cierre el establecimiento de acuerdo a los protocolos vigentes», sostuvo el SOECA en un comunicado, que advierte más problemas.

«Ante el pedido de que se realicen los testeos de detección de COVID-19 al colectivo de trabajadores afectados, la empresa Jumbo Cencosud se niega a hacerlo», apuntó. El titular del gremio, Julio Rubén Ledesma, ya había intimado a las empresas a través de cartas documento.

Otra alarma en Ituzaingó

Por otra parte, hoy también salió un alarma en la comisaría de la Mujer de Ituzaingó Sur, luego de que dos oficiales de Policía con asiento en Moreno dieron positivo en coviv-19. Resulta que una de las agentes que prestan servicio en Ituzaingó había estado en contacto estrecho con pacientes, lo que obligó a asilarla en forma preventiva.