Día del Bombero: En Hurlingham, 20 voluntarios llevan más de dos meses de guardia permanente, para evitar contagios

En su día, los bomberos voluntarios de Hurlingham recibieron varios homenajes. Una devolución a una entrega de corazón a su profesión. Es que además de cumplir con una labor social, hacen 74 días que llevan la cuarentena en los cuarteles de ese distrito. Mantienen una guardia por tiempo indeterminado para evitar contagios en los cambios de turno.

Las guardias fijas se cumplen en el cuartel central del distrito, y en los destacamentos de William Morris y Villa Tesei.

“Cuando se inició la cuarentena, los voluntarios que estaban de servicio no tuvieron problema en quedarse. Pasamos de tener a más de cien bomberos rotando en los destacamentos a sólo veinte, entre los tres lugares”, afirmó el Jefe de Cuerpo, Gustavo Calveiro, en un video que difundió la Comuna a modo de homenaje en el Día del Bomboero.

En el cuartel central son ocho los voluntarios, mientras que los destacamentos de Morris y Villa Tesei tienen 6 cada uno.

En el momento en que se decretó la cuarentena, ellos decidieron quedarse en aislamiento, aún sin ver a sus familias, debido a que eran posibles gentes de transmisión del coronavirus por su rutina. Aunque otros efectivos se quedaron en sus hogares por el simple hecho de haber estado allí el 20 de marzo, para no generar riesgos en los cambios de turno.

“Nuestros compañeros nos apoyan y dan una mano desde afuera. Cuando van a hacer sus compras, nos dejan en la puerta gaseosas, paquetes de galletitas o fideos, incluso empanadas”, relató Calveiro.

En los cuarteles se turnan para ir de compras y realizan ejercicios físicos. “Bajó la cantidad de servicios, aunque hemos tenido incendios en casas de familia o de vehículos, cortes de cables, rescate de mascotas”, contó el Jefe de Cuerpo.

Los 20 voluntarios pasan las 24 horas juntos. Festejaron las Pascuas, cumpleaños y como este martes, el «Día del Bombero».