Flexibilizan cuarentena: Una semana después de la marcha de los comerciantes, el panorama cambió en Ituzaingó

La marcha de los comerciantes (eran apenas 200 pero se viralizó en redes sociales) hizo entrar en razones al poder político local, que rápidamente buscó reabrir industrias y comercios. La repetición en los medios del intendente, Alberto Descalzo, y de su Gabinete hablan de la necesidad de recomponer la situación, a riesgo de cruzarse con el gobernador.

Con la presencia del jefe de Gabinete, Pablo Descalzo; del titular del HCD, Pablo Piana (quienes fueron a poner la cara ante la protesta); y del secretario de la UOM regional Morón, Sergio Souto, volvió a abrir sus puertas la fábrica de cerraduras Privé. “Desde el municipio estamos cerca de nuestros empresarios, y de nuestras industrias locales, y venimos trabajando en pos de avanzar en el proceso de flexibilización, que nos permita reactivar actividades», hizo trascender el propio intendente, quien estuvo mucho más aislado que sus colegas de municipios vecinos (son más jóvenes).

Se sumó al acto, el presidente de la Unión Comercial, Industrial y Afines de Ituzaingó (UCIADI), Cristian López, quien sacó la semana pasada un penoso comunicado de «solidaridad» con los comerciantes que debía representar. La protesta fue autoproclamada, pero tuvo como voz cantante al titulara de la Cámara de Perfumerías, Julio Vázquez.

Jorge Gómez, resaltó que «estamos comprometidos a cuidar a nuestros empleados, por eso vamos a seguir los protocolos y a funcionar con la mayor prudencia posible». «Estamos muy contentos con la gestión que hizo el Municipio para que podamos volver a abrir nuestras puertas», agradeció. El fin de semana ya se habían liberado varias actividades productivas desde Nación. La que filtra es la Provincia. Lo que movilizó la marcha fue, sobre todo el comercio.

Al día siguiente de la manifestación frente a la Municipalidad se activó un protocolo de «prueba piloto», que volviera a levantar persianas. Hay rubros que siguen cerrados, como las peluquerías. Pero hace una semana que se advierte que hay comercios que abren sin temor a clausuras, como lavadero de autos. Otros, textiles (están prohibidos) abren pero atienden en la puerta.

En el centro comercial de Brandsen hay comerciantes que levantan persianas para liquidar su stock. Pero hay otros que siguen cerrados. Incluso aparecieron carteles de «se alquila».

Hacer la vista gorda o autorizar acciones por izquierda (como cuando el Municipio invitaba a los vecinos a una red cloacal que no estaba lista), tiene sus riesgos también.  La cuarentena hizo estragos, pero la pandemia sigue en desarrllo9. 52 casos confirmados de Covid19 por el Municipio. 8 muertes. La tasa de letalidad más alta de la Provincia (15%). Mientras tanto, Ituzaingó sigue con medio hospital, a la espera de que PAMI inaugure el área de internación.