Emotiva despedida a bomberos fallecidos: El cuerpo de Ariel Vázquez fue llevado al Cementerio de Morón en caravana

La Ciudad de Buenos Aires, el Cuartel de Morón y los familiares y amigos despidieron esta mañana los restos de los dos bomberos fallecidos en la explosión de una perfumería del barrio porteño de Villa Crespo, el martes pasado por la noche.

Ariel Vázquez, residente de Hurlingham, se desempeñaba como comandante de la Compañía de Planeamiento, Desarrollo y RRHH de Bomberos de la Ciudad; y Maximiliano Firma Paz (de Berazategui) como subcomisario de la Estación VI Villa Crespo. Los restos de Vázquez fueron velados hasta hoy en la Cochería Pache de Morón, frente al Cementerio. Su cuerpo fue trasladado en caravana hasta su lecho, con sirenas de fondo, y una estela de cámaras y micrófonos.

El homenaje también se replicó en todas las dependencias de la Policía de la Ciudad.  Tal como estaba previsto, a las 11.30 de la mañana de este jueves 4 de junio comenzaron a sonar las sirenas de las autobombas de los diferentes cuarteles de bomberos, que fue acompañado por un fuerte aplauso de los vecinos y transeúntes que pasaban por la zona.

El acto central se llevó a cabo en la Cuartel VI de Villa Crespo, a solo una cuadra del lugar del siniestro. En el acto participaron el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, y el vicejefe comunal y Ministro de Justicia y Seguridad, Diego Santilli. Mientras tanto, un helicóptero de traslado de emergencias sanitario sobrevolaba el lugar, ya que Vázquez también prestaba servicios como Técnico Operativo en el HEMS (Helicopter Emergency Medical Service).

A las 11.30, el ataúd de Vázquez fue subido a un coche fúnebre y una caravana de camiones de Bomberos y una Guardia de Honor, a cargo de la Policía motorizada de la Ciudad acompañaron a la familia hasta el cementerio de Morón.

Vázquez, padre de dos hijos de 16 y 19 años, llevaba 25 años en la Fuerza. Ingresó en 1995 como cadete de la Policía Federal, pero después pasó a la Ciudad. Firma Paz entró a los bomberos en 1997, integró el Grupo Especial de Rescate.

En tanto, los bomberos Walter Ramón Cáseres, Rubén Ezequiel Bálsamo y Darío Javier Molina permanecían hasta hoy en la Terapia Intensiva del Hospital Churruca, según informaron fuentes del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño.

La muerte de Vázquez conmovió también al Muncipio de Hurlingham, que ayer decretó una jornada de duelo, con banderas a media asta. Hoy también trascendió un proyecto de declaración en el Concejo Deliberanta, a modo de homenaje a la vida del «héroe» que residía en ese distrito. Uno fue presentado la concejal Anahí Galeano y el bloque de JxC.