Director de colegio de Ituzaingó renuncia tras un video viral: Arremete contra la cuarentena, los docentes y los alumnos

El director del Instituto Técnico Industrial San Judas Tadeo (DIEGEP 4755), Ing. Luis Alberto López, presentó ayer la renuncia luego de que se volviera viral una grabación que él mismo se hizo con un celular, en la cual se muestra muy crítico del sistema educativo, de su gremio, de la profesión y de la cuarentena. 

«Estimados amigos, acabo de escuchar el video de un profesor de la Universidad de Calabria muy preocupado por este entusiasmo creciente que se pone sobre las clases virtuales. Él, desde su lugar de aislamiento en su casa por el sur de Italia, explicaba que encontraba indispensable las relacioens humanas, los vínculos reales, entre los alumnos y los estudiantes (sic) para generar una verdadera cadena de transmisión de saberes. Después de escuchar estas palabras, quisiera hacer un pequeño aporte desde mi lugar en La Reja», arrancó en una editorial que terminó en forma escatológica y sin filtro.

«En primer lugar voy a expresar algo desde lo mas profundo de mi corazón: los alumnos, las instituciones educativas y las familias me tienen con las pelotas recontra llenas y si pudiera las mandaría a todas la rep… madre que los parió», lanzó el ingeniero, quien de manera irónica se burló de sus colegas y subordinados: «A mí lo único que me interesa es cobrar el sueldo a fin de mes, y lo único que me retiene en este p… sistema educativo es llegar a jubilarme, cobrar la jubilación y poder vivir unos añitos sin trabajar».

«Me c… un huevo la escuela, no ver más a mis alumnos. Es más, es mejor que no los veo, negros de mierda insorportables», siguió ironizando López, aunque aliviado por «no ver más a las familias» porque «todas» requerían soluciones a «los problemas que tenían en las casas, llenos de oficios judiciales y todas esas pelotudeces que se hiceron ahora de violencia de genero y esa mierda de niños, niñas y adolescentes».

«Ojalá que esta cuarentena siga, no tengo más ganas de ir a laburar. No sé cuánto hace que no me baño ni me afeito, me la paso andando en calzoncillos por mi casa, ya el vecino se acostumbró», convino López, que ya no tendrá que arreglarse para las sesiones de videoconferencia en el colegio técnico de Ituzaingó. «Más allá de todo, en cuanto pueda rajarme de este p… sistema, me rajo», afirmó el ex director.

«Lo único que extraño (en la cuarentena) son los pedidos de whisky y vino, que no puedo hacer, o algún asadito con algún amigo, pelotudo pero amigo al fin, y sobre todo las putas, que ya no permiten salir a la calle», se sinceró finalmente el ahora ex director secundario, para quien «la docencia es la peor mierda que existe».