La mujer que atacó a la periodista en su casa de Ituzaingó aseguró ante la Justicia que actuó bajo un «brote psicótico»

Geraldine Martínez, la mujer que fue detenida tras ingresar a la casa de la periodista Melisa Zurita y amenazarla con un cuchillo delante de su hija de 4 años, declaró este domingo ante la Justicia y reconoció haber ido sola y armada con una trincheta a buscar a la víctima, aunque negó haber forcejeado con ella.

«Estaba en un brote psicótico porque tomé pastillas y alcohol, y por el estrés de la cuarentena», se justificó la exmujer del actual marido de Zurita. Después de escuchar su testimonio, el fiscal Marcelo Tavolaro la imputó formalmente por el delito de homicidio simple en grado de tentativa y seguirá detenida.Martínez tenía denuncias previas por hostigamiento, pero en las últimas horas rompió con una pinza el cerco perimetral del barrio donde vive la periodista y la sorprendió cuando descansaba en la cama con su hija. De acuerdo al testimonio de la víctima, llevaba un buzo con capucha ensangrentado y la amenazó: «Te voy a matar adelante de tu hija para que vea cómo te mato y después la voy a matar a ella».

Zurita sostuvo que la agresora le mostró una navaja y un cuchillo antes de atacarla. También manifestó que se enfrentó con Martínez y en un descuido de la mujer, se subió a la cama, abrió el ventanal de la habitación y saltó con su hija en brazos pidiendo ayuda a los gritos.

En ese momento la imputada también decidió escapar, se subió al Jeep Renegade color blanco de la víctima y pretendió abandonar el predio haciéndose pasar por ella, pero no le creyeron. Al ser detenida, hizo referencia a «hechos de la intimidad» que involucran desde hace tiempo a ella y a la víctima.

Al respecto, Mariano Lizardo, abogado de Martínez, dijo a Télam que su defendida reconoció haberse dirigido sola hasta la casa de Zurita y que llevaba una trincheta, descartó un forcejeo con la periodista y aseguró que ella «estaba bajo los efectos de un brote psicótico por la ingesta de pastillas y alcohol sumado al estrés de la cuarentena».

Además, agregó que ya presentó ante la Justicia certificados psicológicos y psiquiátricos de su defendida.

En tanto, el fiscal Tavolaro avanza con el análisis de los videos de las cámaras de seguridad de la zona para confirmar si la detenida entró sola al predio o si tuvo ayuda de otra persona para lograrlo.

«Si hubiese sido otro delincuente no habría tenido tanto miedo como con esta mujer, pero como ya me había dicho que me iba a matar, le tengo terror», remarcó Zurita después del ataque. La periodista expresó que espera que Martínez «siga detenida, porque su familia es muy poderosa y tiene muchos contactos y dinero».