Pidió por el trabajo: El Obispo de Morón aseguró que la entrega de alimentos «está impidiendo desbordes sociales»

El obispo de Morón, monseñor Jorge Vázquez, destacó el trabajo solidario de la Iglesia durante la pandemia y aseguró que la presencia y distribución de “cantidad” de viandas de comida diaria “está impidiendo desbordes sociales”.

“Lo que observamos es que muchas de esas personas son de la clase media, tal vez la clase media más baja que son los cuentapropistas, el plomero del barrio, el electricista, es decir gente que se quedó sin trabajar y por ello sin dinero para comer”, advirtió en declaraciones al programa Claves para un Mundo Mejor.

El prelado puso como ejemplo que “en uno de los comedores abiertos, la Casa Nazaret, en la parroquia Sagrada Familia de Haedo, de 80 o 100 personas a las que se les daba de comer pasaron a 300”.

Vázquez también señaló que “la clave de este momento es olvidar intereses, olvidar posturas, desideologizar la solidaridad porque es una cuestión ideológica, pero además es un valor evangélico profundo”.

“De hecho la primera comunidad cristiana fue profundamente solidaria con los que menos tenían y entre ellos, y creo que ahora nos toca eso, nos toca el hacernos cargo de los que no pueden comer, los que no tienen trabajo y sobre todo, también, de la gente más anciana, de nuestros abuelos y los no tan ancianos”, detalló.

El prelado moronense consideró que esta etapa, que el papa Francisco llama “la edad de la sabiduría”, hay que aprovecharla para “atender y cuidar” a todos.

Monseñor Vázquez también valoró que tras conversaciones con el rector de la Universidad de Morón se pudo tener “una cátedra abierta Laudato si’”, la primera casa de altos estudios no confesional, con “un trabajo interdisciplinar y con algo que nos toca a todos porque esta encíclica es la primera que está escrita y dirigida a todos los hombres”.

“Es un escrito que desarrolla toda la problemática y la esperanza de la ecología humana”, concluyó.