Por el contagio de coronavirus de tres empleados, volvieron a cerrar una sucursal del supermercado Vea en Merlo

Una sucursal en Merlo de la cadena Vea (Cencosud) cerró sus puertas ayer luego de que se detectaran tres casos de Coronavirus entre sus empleados. y tras dar aviso se activara el protocolo de seguridad. El primero había sido identificado a finales de mayo y, días más tarde, el hisopado se realizó sobre el resto de los trabajadores que estuvieron en contacto directo con la persona contagiada. Ahora, el local se encuentra clausurado y aún no hay fecha de reapertura.

El local está ubicado sobre la calle Suipacha 645. Los casos detectados se encuentran bajo seguimiento médico y se dieron de manera paulatina en el transcurso de las últimas semanas, según aclararon.

“Fueron apartados según indica el protocolo. Se están haciendo los hisopados a los empleados que tuvieron contacto con esas personas. Y se procedió a la desinfección del local”, explicaron desde Cencosud, dueña de la cadena.

Todo se inició el viernes 29 de mayo, cuando ante síntomas compatibles con el virus, una cajera que iba solo los sábados se comunicó con los delegados gremiales de la sucursal para informar que se había hecho ver y era considerada como un caso sospecho de Covid-19.

Cuando al cabo de unos días se confirmó que se trataba de un contagio, llevaron a cabo la desinfección del local y comenzaron a detectar e hisopar al personal que mantuvo algún tipo de contacto con la empleada. El último día que la cajera había ido al supermercado había sido el sábado 23 de mayo, según detallo Mariángeles Arnal, delegada del sindicato de empleados de comercio.

La representante gremial explicó que luego de las averiguaciones, se realizaron los hisopados a cuatro empleados que -según se determinó- habían tenido contacto con la cajera, y finalmente el miércoles 10 se confirmó que dos de ellos eran positivos de Covid-19.

Como el primer se manifestó seis días después de la presencia de la empleada en la sucursal, cuando se confirmó se desinfectó el local y se continuó atendiendo, siguiendo estrictamente los pasos que indica el protocolo de seguridad en estos casos. Pero cuando finalmente se confirmaron dos contagios más, el paso inmediato fue el cierre preventivo.

“Todo el personal va a estar aislado durante 15 días y a la espera de que nos llamen para ir controlando y realizando los test”, explicó Arnal. E hizo hincapié en que, en todo momento, en el local se cumplió el protocolo para mantener la distancia social entre empleados en los espacios comunes del mercado.Incluso antes del primer caso, detalló la delegada, en la sucursal se realizaba un proceso diario de sanitización previo al recambio de los empleados del turno mañana con los del turno tarde, tanto en el comercio en sí como en los vestuarios y el comedor.

“Tomamos recaudos desde el primer momento, utilizando barbijos, mascaras de protección, con la instalación del acrílico separador y alcohol en gel. También le pedíamos a los clientes que sea una sola persona por compra la que ingresara al local, y muchos hacían la fila separados pero se juntaban adentro”, sentencia Mariángeles.

Mientras se siguen los procedimientos indicados, desde la empresa comunican que la reapertura no está confirmada, y que como primera medida debe ser habilitada por la Municipalidad, que se encargó de activar y seguir el protocolo desde el primer aviso. “Tampoco se puede informar si será con horario regular o reducido, ya que dependerá de la dotación del personal disponible en ese momento”, agregaron.