Castelar Bus: La empresa dice que retornará cuando termine la cuarentena, pero sus empleados denuncian vaciamiento

La empresa de transporte de media distancia Castelar Bus informó en sus redes sociales que una vez finalizada la cuarentena retomará sus actividades. Los choferes y empleados administrativos, mientras tanto, no cobran desde abril.

Según explican los trabajadores, el problema se originó en marzo cuando a raíz del aislamiento social, preventivo y obligatorio la flota de combis que sale desde Castelar centro a Capital Federal dejó de circular. Y aunque el último día de trabajo fue el 18 de marzo, el mes siguiente se encontraron con que el depósito de los sueldos no había sido efectuado.

Desde Castelar Bus comunicaron que la situación podría cambiar una vez que el Gobierno Nacional habilite la mayoría de las actividades. «La empresa ha decidido que hasta tanto no se permita el normal desenvolvimiento de las actividades, no reanudará sus servicios regulados, dado que la gran parte de nuestros empleados siguen con tareas de home office y respetando altamente la cuarentena», según detalló un primer comunicado a través de Facebook.

El delegado de Castelar Bus, Maximiliano Santacroce, afirma: «Cuando en abril fuimos a cobrar vimos que los sueldos no estaban, y en la empresa decían que no tenían plata. Entendemos la situación, pero necesitamos cobrar». Por otro lado, denuncia que en medio de la pandemia, las diez combis con las que contaba la empresa fueron vendidas.

En su comunicado, la empresa de charters se refirió indirectamente a este último punto, al mencionar «presiones sindicales» y «distintas publicaciones en redes sociales con información errónea y descalificante a la que no hemos respondido, dado que nuestro enfoque ​siempre ha sido preservar nuestra actividad y procurar la reactivación de la misma».

Al momento de interrumpir el servicio contaban con 25 empleados, entre choferes y administrativos, que sostienen haber perdido su empleo. Con el paso de los días, y ante la falta de respuestas, desde el cuerpo de delegados de la UTA, el gremio del transporte, iniciaron acciones legales relacionadas a presuntas irregularidades con los pagos a la obra social.

Posted by Castelar Bus on Sunday, June 7, 2020

 

El conflicto se reactivó cuando el 12 de junio desde la compañía notificaron a las usuarios que la empresa no se encuentra quebrada. «Comenzamos en marzo con muchos clientes de licencia. Un gran porcentaje de nuestros pasajeros volvían de vacaciones del exterior a fines de febrero y entraban en cuarentena por prevención», explicó la firma.

Y explicó que «sumado a ello el decreto del 19 de marzo que impuso el aislamiento hizo que fuera insostenible cumplir con el pago total de sueldos y todas sus obligaciones comerciales y bancarias. Demoledor para Castelar Bus».

El personal subsiste a base de un porcentaje del sueldo que fue depositado por Nación a partir del ATP, el programa de emergencia que asiste financieramente a entidades empresariales y de producción, y con los bolsones de comida que reciben por parte del sindicato que integran.

Con respecto al comunicado de Castelar Bus, el delegado Santacroce dice que el cuerpo de empleados no fue convocado a reanudar el trabajo y que se enteraron mediante Facebook. «Nuestro objetivo es que nos den explicaciones de la situación y saber qué va a pasar con nosotros. De todas formas, hay un vínculo que se rompió», concluye.

Aunque en mayo se aprobó el permiso de circulación para las empresas prestadoras de servicio de charters, Castelar Bus no salió en esa ocasión debido a la poca actividad que se registraba en aquel momento en la zona del AMBA.

Fuente: Clarín