La esposa de Alan Ruiz, el ex espía detenido en la causa contra Macri, fue contratada por Tagliaferro el año pasado

Algunas esquirlas de la causa que el gobierno impulsó contra la gestión Macri por el supuesto espionaje ilegal de dirigentes, propios y ajenos, llegaron también a Morón, donde trascendió que la esposa de un ex agente de la AFI detenido el sábado pasado había sido contratada por el municipio en julio de 2019, durante la gestión de Ramiro Tagliaferro.

Alan Ruiz (homónimo del futbolista) declaraba ayer en Lomas de Zamora el marco de la causa por espionaje ilegal y negó que haya realizado tareas de inteligencia sobre Cristina Fernández de Kirchner en 2018, frente a su «Instituto Patria».

Según Leandro Emsani, abogado defensor del detenido, las órdenes que Ruiz le había dado a su grupo operativo fueron en el marco de tareas de prevención de la seguridad nacional, en lugares que podían ser objetivos terroristas ante la realización de la Cumbre del G20, en diciembre de 2018. Entonces Ruiz era director gral. de Operaciones de la AFI.

“Había una orden judicial para llevar adelante estas medidas. Estaban ordenadas en el marco de un proceso judicial. Estaba la Cumbre del G20, que se iba a producir en diciembre de 2018, y esos lugares podrían haber sido parte de colocación de una bomba o actividad de terrorismo”, explicó Emsani al programa «Código F», de Radio Rivadavia. Y aclaró que eso mismo fue lo que Ruiz le explicó (pese a la feria judicial) al juez federal de Lomas de Zamora Juan P Auge.

El abogado pidió la excarcelación del imputado, detenido el sábado en su casa de Merlo, donde vive con su mujer, Norma Beatriz Malnero. Anoche trascendió que ella ingresó al Municipio de Morón en julio de 2019. El resumen de personal que publica el Municipio indica que tenía un cargo temporal de administrativa B, de 30 horas semanales, con un salario Neto de $18000, en el área de Políticas de la Niñez. Por supuesto, la gestión de Lucas Ghi la dio de baja.

Por ahora no hubo planteos políticos sobre la materia. Por el contrario, el que encendió las redes fue el propio ex intendente Tagliaferro, después de que salió a calificar al centro de Castelar de pueblo «fantasma» por efecto de la cuarentena. Desde el inflamable Aníbal Fernández (viejo rival de María Eugenia Vidal) hasta funcionarios locales salieron a cruzarlo, entre mensaje a favor y en contra del aislamiento eterno, tanto en su cuenta de Twitter como de Facebook.