El HCD de Morón revocó la licencia y creó una Comisión para investigar si el concejal Emiliano Catena (JxC) actuó de mala fé

El Concejo Deliberante de Morón revocó hoy, por mayoría (16 a 8), la licencia que había otorgada al concejal Emiliano Catena, de Juntos por el Cambio, en el mes pasado; y conformó una comisión investigadora para analizar si la misma estuvo presentada en forma lícita.

Ambos proyectos fueron presentados por el Frente de Todos y se decidió aprobarlas con los votos de ese bloque, dos unibloques aliados, más las manos del GEN y de los concejales Alejandra Liquitay y Cristian Herrera, que ya no responden al ex intendente Tagliaferro.

El presidente del HCD, Jorge Laviuzza, radicó una denuncia penal el 2 de junio «para averiguar la posible comisión del delito de falsedad ideológica y defraudación a la administración pública» de parte del concejal Catena, quien el 15 de mayo viajó a Estados Unidos con su hija de 3 años, pero presentó el pedido de licencia en días posteriores.

En su lugar asumió el 28 de mayo (en la sesión realizada en la Plaza) el suplente Walter Anzorena, quien continuará en funciones hasta finalizada la reunión de hoy, que se desarrolló en manera presencial y remota.

El nuevo presidente del bloque de JxC, Juan Nardo, pidió el pase a comisiones del proyecto de la Investigadora, por considerar que no había «ninguna prueba» en contra de Catena. Y consideró que en el peor de los casos se trataba de una irregularidad «leve», ya que los concejales no tienen obligación de informar su salida del país, como sí los intendentes. Por eso hizo alusión, sin nombrarlo, al viaje de Carlos Barquero (PJ) a España, quien volvió en marzo y cumplió la cuarentena.

Por ese tipo de antecedentes nada le pasó a (ex) intendentes vecinos como Walter Festa (Moreno). Pero la presidencia del cuerpo tiene en sus manos una pericia caligráfica que asegura que la firma en el pedido de licencia no es de Catena. En ninguna de las dos notas que presentó.

«La primer nota tiene fecha del 21 de mayo, donde solicitaba ausentarse desde el 10 de Junio. El 26 de mayo, se incorpora un escrito para cambiar el día de ausencias desde el 27 del mismo mes. El problema surge cuando, según trascendidos mediáticos, el concejal se encuentra en Miami desde el 15 de mayo», explicaba Laviuzza.

La denuncia se radicó en la UFI 4 de Morón, y de paso se solicitó intervención de la Justicia Federal «para investigar la posible comisión del delito de incumplimiento de la cuarentena». «El concejal ni siquiera fue notificado por la Justicia», advirtió el edil de la UCR Rolando Moretto, que con su voto le dio el beneficio de la duda. Sacó a relucir varios casos en los que, por apuro o necesidades políticos, se tomaron decisiones muy por delante una investigación judicial.

En cambio, el concejal Herrera explicó que «pasó un mes y medio y avía no explicó nada. Tiene mi teléfono». El exabogado del Municipio bajo la gestión Tagliaferro, electo en octubre último, alegó que «no coinciden las firmas» y aclaró que «ni mi voy ni me van a hacer ir de Juntos por el Cambio por votar por la comisión investigadora».