El cuartel de bomberos de Ramos Mejía retiró el cartel de venta: La viralización de un video habilitó canales de diálogo

Una imagen vale más que mil palabras. Los Bomberos Voluntarios de La Matanza consiguieron abrir un canal de diálogo con el Estado, luego de colgar en la semana el cartel de venta de su cuartel central, ubicado en Ramos Mejía. Asediados por las deudas que perseguían AFIP y UTEDyC habían amenazado con cerrar sus puertas, pero otras se abrieron.

El cuartel posee una deuda de aproximadamente de $130 millones. Por eso subieron a las redes un video en el que le pedían ayuda al presidente Alberto Fernández; al gobernador Axel Kicillof, a su vice, y al intendente Fernando Espinoza.

Frente a la repercusión del pedido, el Municipio decidió crear una mesa de trabajo junto al Gobierno nacional y provincial. De esta forma, buscarán que el cuartel no tenga más déficit y puede desempeñar sus funciones con normalidad.

“Desde esta mesa de trabajo vamos a estudiar las acciones necesarias que podamos llevar adelante para empezar a sanear Bomberos Voluntarios y para empezar a poner en orden esta deuda histórica que tiene esta institución tan importante para el corazón de toda La Matanza”, explicó el jefe comunal

El cuartel compartió un video en su cuenta de Facebook, que muestra como se retira el cartel de venta, entre los aplausos y las sirenas de los voluntarios.

“Esperamos y tenemos mucha FE que en muy poco tiempo esta triste historia haya quedado en el pasado”, remarcaron.

Habrá que ver cómo sigue la historia, dentro de un sistema desigual. A pocos kilómetros, el cuartel de Morón guarda millones de pesos en un fondo financiado por los aportes del Bingo (es por ley). La Matanza también los tiene.