La Cámara Baja bonaerense adhirió a la Ley de parto Humanizado y declaró la ley de emergencia para pymes

En la sesión ordinaria de ayer, que se volvió a realizar en forma presencial y remota, la Cámara Baja bonaerense aprobó la adhesión a la Ley nacional de Parto Humanizado, declaró la preocupación por los cortes de suministro de Edesur y sancionó la Emergencia para Pymes.

En el marco de la sesión se aprobó la adhesión a la Ley Nacional 25.929, sobre “Parto Humanizado”, que establece los derechos de madres, padres e hijos durante el proceso de nacimiento.

Además, los legisladores expresaron de preocupación por la situación que afecta a los usuarios de la empresa Edesur ante los continuos cortes de suministros y cambios en el nivel de tensión en el GBA.

A su vez, se convirtió en Ley un proyecto que declara por 180 días la Emergencia Productiva, Económica, Financiera y Tarifaria de las Micro y Pequeñas Empresas en la Provincia de Buenos Aires.

La iniciativa había sido presentada por los senadores de Juntos por el Cambio Walter Lanaro, Flavia Delmonte y Andrés De Leo.

Según señalaron a través de un comunicado, a partir de ahora las PyMEs de la Provincia contarán con moratorias impositivas, postergación de vencimientos, planes de facilidades de pago, créditos blandos por parte del Banco de la Provincia, subsidios, Programas de formación y capacitación, articulación entre Nación, Provincia y Municipios en cuanto a exigencias impositivas y promoción de incubadoras de empresas en parques industriales, entre otras.

Delmonte manifestó su agrado ante la respuesta de los diputados de los diferentes bloques, al destacar que “más allá de las disidencias, la política en su conjunto ha dado una respuesta clara y contundente para acompañar la difícil situación que están atravesando las PyMEs, poniendo a disposición los mecanismos necesarios para enfrentar la crisis e impulsar la reactivación económica y productiva”.

Lanaro explicó: “Creemos que, frente a esta grave crisis, es fundamental acompañar a estas empresas y a todos los emprendedores y trabajadores que tanto se esfuerzan a diario y ven perjudicados sus ingresos. Tanto durante el aislamiento obligatorio como en su etapa posterior”.

De Leo, en tanto, manifestó: “Es necesario tomar medidas extraordinarias para que en los próximos 180 días el Estado pueda atenuar este impacto evitando la suspensión de cortes de servicios esenciales, para que las micro y pequeñas empresas puedan continuar funcionando ante posibles faltas de pago, la suspensión de ejecuciones por parte del Bapro, la refinanciación de deudas por parte de ARBA, la prórroga de vencimiento de obligaciones fiscales, y prórroga para la presentación de declaraciones juradas de ingresos brutos”.