Causas y efecto: Con críticas al poder judicial, Alberto Fernández lanzó la reforma que apunta en una sola dirección

El Presidente Alberto Fernández presentó el proyecto de ley de reforma judicial para crear un nuevo fuero federal penal, enviado al Congreso para su tratamiento. Hizo lo propio con los once juristas que integrarán el consejo consultivo que recomendará cambios en otras instituciones sensibles como la Corte Suprema y el Consejo de la Magistratura.

El corazón del proyecto de ley apunta a diluir el poder que concentran hoy los doce juzgados con sede en Comodoro Py, donde que tramitan las causas de corrupción política, y otros delitos complejos, como el narcotráfico y el lavado de dinero.

«Buscamos superar que el poder decisorio se concentre en un reducido número de magistrados y magistradas que deciden en casi la totalidad de las causas con relevancia institucional y consecuentemente mediática. Estas han sido circunstancias determinantes para que este fuero se politizara del modo en que ha ocurrido», dijo Fernández en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

En su discurso, el Presidente no habló de «lawfare» pero sí condenó con dureza a la doctrina Irurzun y a las prisiones preventivas contra funcionarios del kirchnerismo. Fue crítico del menemismo y del gobierno de Mauricio Macri y elogioso de las iniciativas en materia judicial introducidas por Néstor y Cristina Kirchner.

La respuesta no se hizo esperar, ni en la oposición ni en la calle. «La reforma judicial puede esperar, la economía y la seguridad no. El momento que estamos atravesando requiere centrar nuestros esfuerzos en los temas que hoy más preocupan a los argentinos. Por la pandemia muchos perdieron su trabajo o cerraron su comercio y necesitan soluciones», tuiteó Cristian Ritondo​, diputado nacional por la provincia de Buenos Aires y presidente del bloque del PRO.

Por la noche se escuchó con fuerza en algunos barrios porteños y del Conurbano un cacerolazo contra esta iniciativa K. Se sintió en Palermo, Belgrano, Villa Urquiza, Colegiales y Villa del Parque. También en Olivos, Banfield, Lanús y San Martín.

«No a la reforma judicial por la impunidad de Cristina. Miércoles 29 cacerolazo 20 hs. Pasalo. Es grave. Reaccionemos. Argentina unida en la República, la libertad y en contra de la impunidad de Cristina», decía la convocatoria.