¿Berni le cambia la cara al kirchnerismo?: Se quejó de la liberación de presos y de los que siguen la doctrina Zaffaroni

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, volvió a apuntar este sábado al Servicio Penitenciario, los jueces que facilitan la salida de presos y los dirigentes del kirchnerismo que siguen la doctrina Zaffaroni.  Además, lejos de disculparse por la pelea con la ministra nacional Sabina Frederik desafió hasta al Presidente en su búsqueda por una mejor seguridad. Es decir, o le cambia la cara a su espacio en plena pandemia o promueve una feroz interna. Sigue en el cargo pese a todo. Hoy es el ministro estrella de Axel Kicillof. Anda armado. Dice «detener» a delincuentes. Es un sheriff.

El personaje se come la polícula y la pregunta a esta altura es con qué argumento. Si quiere ser presidente o el es así útil a su jefa, Cristina Kirchner, en tiempos de miseria y angustia. La cara que mejor conviene para pelear el voto de clase media. Hoy sumó un nuevo capítulo a esta fábula, al hablar de las diferencias con la izquierda K. «Es cierto que en nuestro espacio hay algunos que su libro de cabecera puede ser Zaffaroni, yo respeto a todos, pero soy cero garantismo, creo en la tolerancia cero, mi el libro de cabecera puede ser Favaloro, puede ser Giuliani, después cada uno tiene la libertad de pensar como quiera, pero en la provincia el ministro de Seguridad soy yo…», sostuvo a Radio Mitre.

Entrevista por Marcelo Bonelli, reiteró que su jefa política es Cristina Kirchner: «Sí, ya lo saben, ya lo dije, hace 32 años que estoy en el mismo lugar con los mismos jefes políticos, para qué me lo preguntan de nuevo, se pasan el día hablando de la grieta, pero cómo les gusta echarle nafta a esa grieta y profundizarla».

Minutos antes Berni también había sido tajante con el periodista Sergio Rubin, cuando este le preguntó «por su alta exposición mediática», y el funcionario le respondió «¿Aclaremos una cosa, ustedes me llamaron a mí pidiendome por favor que salga o los llamé yo para hacer esta nota? Por que a mí me llaman todo el tiempo y después dicen que yo busco exposición, cuando respondo lo que me preguntan los periodistas que van a los lugares en los que estoy trabajando, porque tengo que decirles a los bonaerenses que estamos haciendo…».

Este viernes, Berni había señalado que los dos asaltantes detenidos por el robo de un auto a una mujer cuyo hijo 6 años se hallaba adentro en San José, partido de Almirante Brown, «habían estado presos diez veces entre ambos», cuestionando también al sistema penitenciario.

«No puede ser que cada vez que salen de la cárcel cometen delitos peores», inisitió Berni sobre el tema este sábado, reclamando que «de una vez se estudie y se analice el tema de los delincuentes que cumplen sus condenas y son liberados, porque salen sin siquiera tener plata para volver a su casa en colectivo, sin nada, y hay que conseguir que puedan volver a la cultura del trabajo, que tengan posibilidades para trabajar».

 

En el dialogo con Radio Mitre este sábado 1 de agosto, el funcionario ratificó que «la inseguridad va a crecer» y se distanció del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, que poco antes en la misma emisora había señalado «no estoy de acuerdo con Berni en esa cuestión (que los delitos van a ir en aumento)».

«El que quiere puede creer que la inseguridad no va a aumentar que lo crea, pero nosotros hacemos un diagnóstico, intercambiamos información de inteligencia criminal y no hacer el análisis del problema que se viene, por las graves consecuencias sociales que ha dejado la pandemia, significa no ver la realidad», replicó Berni.

«El servicio Penitenciario nos complica la vida, no solo con estas liberaciones, sino que hasta teníamos detenidos con dos documentos de identidad distintos. La seguridad no se puede lograr solo con policías, los intendentes tienen un rol protagónico muy importante, porque estamos descentralizando la información criminal a cada secretario de seguridad de cada municipio, y hay que definir que vamos a hacer con esos chicos que entrar y salen todos los días», indicó Berni.

En relación a los choques con la ministra de Seguridad de la Nación,Sabina Frederic, el funcionario bonaerense volvió al tema de las diferentes miradas y evitó las declaraciones críticas: «No son iguales las responsabilidades que tiene el Ministerio de Seguridad de la Nación con la Provincia, nosotros si reclamamos más hombres porque estamos con los números justos de policías en la calle y sabíamos que íbamos a tener menos hombres por la pandemia, pero esta semana llegaron los primeros 600 efectivos de Gendarmería, necesitamos apoyo para las operaciones policiales de todos los días».

Sobre el brutal asesinato de un joven policía en Laferrere, en ocasión de robo: «hay que discutir los efectos del narcotráfico, que rompe el tejido social, genera violencia y una corrupción trasversal, a mi no me gusta distraerme de los problemas, si no no se llega a una definición, y esta pandemia ha generado una crisis social, de deudas, los narcos salen a involucrar a familias desesperadas en la venta de drogas, y si a eso sumamos que la provincia de Buenos Aires tiene una enfermedad endémica con la inseguridad».

«¿Por qué no debería seguir creciendo el narcotráfico, si lo estamos enfrentando hace 40 años de la misma manera?», se preguntó Berni.

«Ayer destruimos cinco bunkers de droga, en uno nos recibieron a tiros, pero es pan para hoy y hambre para mañana, si no nos sentamos a hacer un plan general y seguimos haciendo lo mismo, va a seguir creciendo. Y si a alguien le molesta que yo hable, esas son miserias de la política, pero yo me debo a la sociedad y al gobernador de mi provincia, después si a los demás participantes de la política les molesta lo lamento, si yo me tengo que enojar con el que me tenga que enojar para defender los intereses de los bonaerenses lo voy a hacer…», concluyó el ministro de Kicillof.