Detuvieron a dos policías bonaerenses, acusados de integrar una banda dedicada a hacer falsos allanamientos para robar

Dos efectivos de la policía bonaerense y otros tres sospechosos fueron detenidos por integrar la banda que simuló un falso allanamiento para asaltar a un hombre en la puerta de su domicilio en Moreno, donde robaron un arma y huyeron cuando la víctima logró activar la alarma vecinal, informaron fuentes judiciales.

Las capturas se concretaron luego de tres allanamientos ordenados por el Juzgado de Garantías 3 de Moreno efectuados por personal de la Estación de Policía de esa jurisdicción, el Grupo Halcón y el Grupo de Apoyo Departamental (GAD) en tres domicilios del partido bonaerense de Marcos Paz.

Voceros judiciales informaron a Télam que en uno de los procedimientos fue detenido un policía bonaerense desafectado en diciembre de 2018, identificado como Diego Nahuel Visconi (24), a quien le secuestraron dos tricotas y un chaleco de la fuerza.

En ese mismo domicilio también fue aprehendida Macarena Yanet Larocca, quien cumple funciones como oficial en la Unidad Policial de Prevención Local (UPPL) de Hurlingham.

En tanto, en otra propiedad fue detenido Luis Alberto Flores (56), en cuya vivienda la Policía le secuestró un revólver calibre .38 y otro .22, una carabina calibre .22 largo, un chaleco reflectivo de la Policía de la Ciudad, un chaleco antibalas, una gorra de la Policía Federal Argentina (PFA), una baliza policial, 14 cartuchos de posta de goma y 90 gramos de marihuana.

Por su parte, en el último allanamiento fueron aprehendidos Matías Ezequiel Herrera y Tamara Elizabeth Orozco (26), a quienes les secuestraron un revólver calibre .38 con tres municiones intactas, precintos y vestimenta utilizada en el hecho.

El fiscal Leandro Ventricelli, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial de Moreno-General Rodríguez y a cargo de la causa, avaló las detenciones del expolicía Visconi y Flores; mientras que dispuso la aprehensión de la oficial Larocca, de Herrera y Orozco.

El hecho que se les imputa a los sospechosos ocurrió el 8 de julio en la puerta de la vivienda de Samuel Soria (33), ubicada en la calle Marconi al 1900 de Moreno.

Las fuentes dijeron que Soria observó como de un Volkswagen Suran descendieron cuatro hombres y una mujer vestidos como policías.

Los delincuentes señalaron que se trataba de un allanamiento e intentaron ingresar a su vivienda, en la que estaban la mujer y una hija del hombre.

Voceros judiciales precisaron que el hombre se dio cuenta de que se trataba de un robo por lo que inició un forcejo con tres de los delincuentes que intentaron reducirlo, pero Soria logró sacarlos de su domicilio y activar la alarma vecinal.

Ante ello, los delincuentes emprendieron su fuga mientras que la mujer que integraba la banda logró sustraerle a Soria una pistola Bersa calibre 9 milímetros de su propiedad.

Los asaltantes huyeron en el Volkswagen Suran y en un Volkswagen Gol que hizo de apoyo durante el hecho.

Según los pesquisas, Soria aseguró que escuchó que le gatillaron “una o dos veces” y que los delincuentes pedían “la plata de la mueblería”, en alusión a su emprendimiento familiar de fabricación y armado de muebles.

De acuerdo a lo informado, los sospechosos también están vinculado a un robo de similares características ocurrido el 23 de julio último del cual fue víctima una mujer.

Fuente: Télam