Duelo por el accidente fatal de Nora Etchenique, directora del Instituto de Hemoterapia bonaerense y ex desaparecida

La directora del Instituto de Hemoterapia de la Provincia, Nora Etchenique, murió hoy en un accidente de tránsito camino a La Plata, informó el Miniserio de Salud bonaerense. La funcionaria, que vivía en San Antonio de Padua, había visitado ayer el Centro Regional de Ciudadela junto al intendente de Morón, Lucas Ghi, que hizo pública sus condolencias.

”Desolación, pena infinita. Acaba de fallecer la Directora del Instituto de Hemoterapia de la PBA en un accidente. Murió luchando a destajo contra la pandemia”, posteó el ministro de Salud de la Provincia, Daniel Gollan. Y agregó en twitter: “No sé qué decir. Nora Etchenique. Excelente funcionaria y compañera. Que en paz descanses querida amiga”.

El gobernador Axel Kiclillof también se hizo eco y envió sus «condolencias a su familia y seres queridos, y el agradecimiento por su incansable labor en la lucha contra la pandemia y su trabajo en el desarrollo del tratamiento con plasma».

El accidente se produjo cuando el auto que trasladaba a la funcionaria se despistó, presuntamente, por las malas condiciones de la calzada, en medio de una jornada con lluvias. El vehículo impactó contra una alcantarilla, lo que provocó el deceso de la médica casi de manera instantánea. El chofer, en tanto, sólo resultó herido pero con algunas fracturas.

La funcionaria ocupaba un lugar clave dentro del sistema público de salud bonaerense y era una de las referentes en la gestión del plasma de pacientes recuperados de coronavirus. Sus inicios en el Instituto de Hemoterapia se remontan a 2000. Fue directora asociada hasta que, en 2008, el ex gobernador Daniel Scioli la ubicó como máxima autoridad.

El que también se declaró en duelo fue el intendente Ghi: «La noticia de su trágica pérdida llena de dolor a la comunidad de Morón y de toda la provincia, privándonos de un ser de una calidez excepcional, una profesional indispensable y una militante popular sobreviviente de la dictadura, que transitó su vida con la dignidad de quienes luchan por la Justicia Social y jamás bajan los brazos», dijo. Y agregó: “Nos deja, no solo el recuerdo de hermosos momentos compartidos, sino el legado de su tarea incesante a favor de la donación y por una mejor calidad de vida para todos”.
Ayer, ambos habían recorrido juntos el Centro Regional de Hemoterapia, en el marco de la campaña de donación de plasma.

Hija de Horacio Alejandro Etchenique, un reconocido dirigente del Partido Comunista de la zona oeste del conurbano, Nora comenzó a militar a sus 14 años y, en su juventud, participó de la Federación Juvenil Comunista (FJC)

El 1 de abril de 1977 fue secuestrada junto a su padre durante un operativo de la Aeronáutica, y ambos fueron llevados inicialmente a la comisaría de Ramos Mejía, luego a la Base Aérea de Palomar y los terminaron separando en una seccional policial de Morón.

Nora fue trasladas a la “Mansión Seré”, el centro clandestino de detención que la última dictadura cívico-militar montó en Castelar, donde durante 15 días fue torturada y luego la liberaron. En 2014, la médica fue testigo del juicio contra militares que se hizo en el Tribunal Oral N 5 de San Martín.

En 1979, Etchenique recibió su título universitario y comenzó a trabajar en el hospital Zubizarreta. Luego se sumó al servicio de hemoterapia, se perfeccionó en Francia y en 1983 ingresó a esa área del hospital “Güemes” de Haedo.

Permaneció en ese centro de salud por 17 años hasta llegar a ser la directora del servicio, luego coordinó el Instituto provincial en la región sanitaria VII y en el año 2000 comenzó a trabajar en el ministerio de Salud bonaerense.