Sin burbuja y sin ningún caso de Covid19 registrado en los testeos, Morón vuelve a entrenarse por grupos en el Urbano

Después de 160 días y de un reajuste presupuestario, sin saber bajo qué formato seguirá la temporada de la Primera Nacional, pero sin ningún caso de Covid19 en el plantel, este miércoles el Gallo volverá a entrenarse, con un estricto protocolo sanitario, en el N. Francisco Urbano.

El Club Deportivo Morón comunicó este martes que «los testeos de que se realizaron al plantel profesional, cuerpo técnico y personal auxiliar, dieron resultado negativo en su totalidad». Por lo que, tal como se había estipulado, mañana retomarán el entrenamiento en el estadio.

A través de un video (que el club colgó en su cuenta de Facebook), Emiliano Romero, uno de los preparadores físicos del plantel profesional, le explicó a los jugadores cómo será la nueva rutina y protocolo.

No habrá burbuja, pero desde que llega hasta que se va a la casa cada jugador tiene reglas muy estrictas que cumplir. Por empezar, el plantel fue dividido en 5 grupos de 6 jugadores. Cada uno recibirá un cajón con dos mudas de ropa, más barbijo y alcohol. Cada uno irá cambiado desde la casa y dejará sus pertenencias en una zona delimitada.

Se les entregará una botella de agua, que no pueden compartir. Y, entre otras medidas de seguridad, se les prohíbe a los jugadores tener contacto físico y «salivar». Por ahora los entrenamientos serán físicos.

Hay turnos para cada grupo y zonas de trabajo: El campo de juego, el playón, el gimnasio y la cancha sintética. Se alternarán todos los días.

«La cuarentena se hizo mucho más larga. Pero falta menos y hay otro ánimo. Cuesta mucho estar encerrado para un deportista de elite», sostuvo Serio Lara junto a la dupla de Sebastián Sibelli, en el último zoom del portal del club. «Estábamos logrando un buen funcionamiento. El club hizo el esfuerzo de la base que terminó jugando. No está Alvarenga, cuyo pase volvió a Vélez. Vamos a arrancar igual. Lo más importante es que aprovechamos para refrescar las cosas que hicimos», se motivó el entrenador, que tiene un equipo menos para entrenar. La última despedida, esta semana, fue la del enganche Sebastián Alonso, que volvió a Uruguay por «motivos personales». El Gallo tiene cubierto el puesto con Ezequiel Dángelo.

El 7 de abril se declaró la finalización de la temporada 2019/20 de la Primera Nacional- Pero quedó indefinida la situación de los dos ascensos que otorgará la categoría a la Liga Profesional de Fútbol. La definición no llegaría antes de mediados de este mes. El formato más factible, pero no menos polémico, es el de un nuevo Reducido de idea y vuelta, con ventaja deportiva y localía para los mejores ubicados, que comenzarían una ronda después del resto, para dar algo de justicia a aquellos que estaban más cerca de ganar las zonas respectivas. Los grupos se respetarían. Las finales serían en cancha neutral.