Uno tenía prisión domiciliaria: Tres detenidos en Cañuelas por asesinar a empleada municipal para robarle el celular

La Policía Bonaerense detuvo este viernes a tres personas involucradas con el asesinato de Marta Barcia, la empleada municipal que el martes fue asesinada por dos delincuentes, quienes le dispararon para robarle un teléfono celular en Cañuelas. Fueron captados por una cámara de seguridad cuando huían de la escena.

Los detenidos son mayores de edad,. El primero (28) fue identificado cuando deambulaba por el centro de esa localidad de La Matanza (en Libertad y 9 de Julio). De acuerdo al parte policial, al ser detenido espontáneamente dijo haber participado en el hecho, aunque esto tendrá que probarse igual en la sede judicial.

Luego de tareas investigativas, el fiscal interviniente Lisandro Damonte –titular de la UFI Nº 1 Descentralizada de Cañuelas– ordenó allanar un domicilio de la calle Acuña al 1000, donde se halló a otro participante (JPC, de 29) y se incautaron elementos de valor. Este último, el 27 de abril había sido beneficiado con el arresto domiciliario por ser paciente de riesgo, en el marco de la pandemia de coronavirus, y por una causa de venta de estupefacientes, y es el apuntado como el autor material del crimen.

Luego se allanó otro domicilio, en la calle Olavarría al 200, donde se detuvo a la tercera persona AGA, también mayor de edad, quien tenía en su poder el teléfono celular de Barcia, la mujer de 64 años asesinada el martes poco antes de las 23 horas. Los dos primeros fueron imputados por el delito de “homicidio en ocasión de robo”, mientras que sobre el tercero pesa la acusación de “encubrimiento agravado”.

Barcia, de 64 años, estaba de licencia en su casa del barrio La Unión de Cañuelas desde el inicio de la cuarentena por la pandemia. Eran las 22 del martes cuando despedía a una amiga en la puerta de su hogar, y entonces fue abordada por dos varones encapuchados y con tapabocas, según relataron testigos del crimen.

El primer impulso de Barcia fue resistirse a que le robaran su celular, un Samsung JA2, pero luego pidió ayuda a gritos y los delincuentes la balearon y huyeron a pie. Barcia fue trasladada a un centro médico de Cañuelas en un auto particular, pero falleció por las lesiones producidas por tres impactos de bala.

Testigos del episodio afirmaron que los delincuentes eran dos varones de no más de 25 años. Efectivos policiales realizaron un allanamiento este viernes y aprehendieron a los sospechosos.

La intendenta de Cañuelas, Marisa Fassi, estableció dos días de duelo por el asesinato de su secretaria, que se desempeñaba en el área de «Decretos».