Tragedia de Once: Un abogado de CFK apeló a una pericia psicológica para intentar exculpar a funcionarios condenados

El exsecretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, salió hoy a manifestar su inocencia en el marco de la Tragedia de Once, por la que fue condenado junto a otros funcionarios K y empresarios de la concesionaria TBA, luego de que el abogado Gregrorio Dalbón, el más mediático de los asesores de Cristina Kirchner, difundiera una declaración del maquinista Marcos Córdoba en la que recuerda haber desactivado el freno de mano, durante la entrevista con una perito.

Schiavi, quien fue condenado a 5 años y 8 meses de prisión, sostuvo que “esto no es nuevo”. “Nosotros tuvimos 2 años de juicio oral donde mas allá de las pruebas y lo que se presentó, el tribunal logró seguir con la línea de Bonadio e Irurzun de demostrar que es un crimen de estado», dijo, aunque en rigor ninguno integró el Tribunal Oral.

Además, explicó que “más allá de todo, las pruebas siguieron con esa linea” y apuntó contra el asesinato del chofer que le entregó a Marcos Córdoba la formación, “que había relatado lo contrario que Córdoba y ese asesinato no se investigo”.

“Este accidente tuvo un tufo mafioso y llevo a que mas 20 personas termináramos presas”, agregó en el programa que Víctor Hugo Morales tiene en AM 750.

«Se ha vulnerado todo derecho y toda institucionalidad en un juicio», agregó. No es la primera vez (ni será la última) que los operadores del kirchnerismo intentan desviar la investigación, que tiene un fallo firme (sólo queda apelar a la Corte).

Gregorio Dalbón llegó al primer juicio sobre la Tragedia de Once como parte de una de las querellas, aunque su labor fue romper, primero, a la parte acusatoria (y hacer arreglos extrajudiciales con las víctimas). Después de que lo echaran del juicio, se dedicó directamente a trabajar para Cristina Kirchner, siendo el más mediáticos de sus letrados.

La orquestación de la defensa K merece un párrafo aparte, por cómo funcionan abogados, periodistas y hasta twitteros a sueldo. Pero lo importante es que el informe que mostró Dalbón realizado por una psicóloga (Dolores Cardia) y una trabajadora social (Silvina Blanco), ahora denunciadas por la defensa de Córdoba, quienes solo tenían que informar al Tribunal respecto de su comportamiento en la cárcel, a propósito de un pedido de libertad condicional.

Fuentes de la causa aclararon a qué se refería Marcos Córdoba en ese escrito: «Al freno de mano, que es una forma de activación». Para que se entienda: #había cuatro frenos en el tren chapa 16. Córdoba frenó el tren, pero el tren no le frenó. Aplicó el freno de emergencia, que es otro freno, y ese freno como estaba deteriorado tampoco respondió», dijeron.

Estos eran los cuatro frenos que tenía la formación:

1-Freno de Guarda (El guarda, fuera de la cabina del motorman puede frenar el tren) No andaba.
2- Freno Común (con poca capacidad) andaba mal o a veces no andaba según se demostró en las pericias de distintas estaciones cuando el tren se pasaba del andén. Y en Once falla cuando Córdoba lo aplica.
3- Freno de emergencia, aplica toda la potencia de frenado. Córdoba lo aplica cuando el tren no responde, pero el tren impacta contra el parachoques. El freno de emergencia estaba deteriorado.
4- Freno de hombre muerto. No es un freno, es un mecanismo que, ante la caída por desmayo o muerte del conductor, que no ocurrió, se activa el freno de emergencia (3), ese freno estaba desactivado.

Tragedia de OnceCon respecto a las declaraciones de Gregorio Dalbón, sobre la Tragedia de Once, donde dice que Marcos…

Posted by Silvio Botta on Monday, September 14, 2020

En el juicio (2015), Córdoba siempre reconoció haber desactivado el freno de «hombre muerto». Pero que lo haya hecho es apenas una irregularidad conductiva, por la que fue penado. Eso no tuvo incidencia definitiva en el choque del 22 de febrero de 2012. Las muertes de los 52 pasajeros también fueron causadas por el estado de los vagones del Chapa 16 y por un parachoque sin mantenimiento, que provocan el «acaballamiento» de los primeros vagones del tren. La mayor parte de las muertes fue asfixia. Eso, por hablar solo del estrago culposo. Los empresarios y ex funcionarios kirchneristas también fueron condenados por defraudación al Estado. Incluido Julio De Vido, en otro juicio.

Cualquiera que viajara en el tren Sarmiento en aquellos años padeció el estado del tren. Por eso las revueltas de los años 2006, 2008, 2009 y 2011. Además del accidente en Castelar en 2013. El chapa 16 frenaba mal. Era lo que iba a atestiguar en el juicio el motorman que le pasó a Córdoba la formación, un rato antes de chocar. Pero no pudo llegar a formalizar esa declaración ante el TOC debido a que fue baleado en una para de colectivos de Ituzaingó.