Coronavirus: Falleció otro enfermero del Hospital Posadas, que suma 3 víctimas y 611 contagios entre su personal de salud

El Hospital Posadas informó hoy la muerte de un enfermero, que se convirtió en la tercera víctima por Covid-19 (hubo otro caso, pero su muerte se debió a un caso de meningitis) que se produce entre su personal profesional, muchos de los cuales se encuentran de licencia, infectados o aislados.

​En total, desde el inicio de la pandemia hasta el martes se registraron 611 contagios entre los médicos, enfermeros y otros empleados del centro de salud de Villa Sarmiento.

Claudio Ernesto Peñin trabajaba en el turno noche en el Posadas y cursaba el coronavirus en aislamiento en su domicilio. «Cuando integrantes de su familia lo fueron a ver lo encontraron fallecido», aseguró uno de sus compañeros.

Vivía en Haedo, era fanático de Boca Juniors, y hace menos de diez días, el 7 de septiembre, había cumplido los 60 años. En un mes iba a cumplir los 27 de servicio como enfermero en el Hospital Posadas.

A seis meses del inicio de la cuarentena para evitar los contagios de covid-19, el país ya superó los 500 mil contagios y las 10 mil muertes, y comenzaron a encenderse las alarmas por la alta ocupación de camas en los hospitales.

El Posadas, el más importante de la región y el único de administración nacional en PBA, contaba el lunes con 92 camas ocupadas por pacientes con Covid y sólo dos libres. Aunque este número varía constantemente por derivaciones, traslados, altas o fallecimientos, desde la entidad indicaron que en los últimos 15 días el promedio de camas desocupadas ronda entre una y cuatro. “Hasta el momento no se rechazó a ningún paciente”, destacaron.

Con el objetivo de ampliar la capacidad de atención a personas que padecen esta enfermedad, desde la primera semana de septiembre se están utilizando parte de las camas de Terapia Intensiva Pediátrica, sin afectar el normal funcionamiento de este sector.

“Ya estaba pensado desde hace un tiempo por lo que se dividió ese sector en dos. Estuvo un tiempo vacío, hasta que se decidió utilizarlo por la demanda”, explicaron.

Como el Posadas es un centro de salud de alta complejidad, la prioridad son los pacientes graves. Para poder brindar atención a estos y evitar el colapso del hospital, algunos casos relacionados con otras patologías o los más leves de Covid son derivados a otros centros de salud cercanos, como el Güemes de Haedo o el Hospital Ostaciana Bravo de Lavignolle de Morón, o bien a los hospitales modulares de la zona o a Tecnópolis.

Desde la comuna de Morón indicaron que teniendo en cuenta las camas de estos tres hospitales y las que podrían incorporar en caso de ser necesarias, en el distrito la ocupación está en un 76%. Actualmente, el Güemes tiene 19 de sus 27 plazas de UTI ocupadas, y el Lavignolle, 8 de 10.

Aunque la situación aún es controlable, el temor es que, con el avance de la pandemia y el incremento en los casos, no den abasto las camas y tampoco los profesionales. Dentro del Posadas ya se contagiaron de coronavirus 600 trabajadores, tres de los cuales fallecieron.

Esta situación se replica en otros hospitales de la zona, como por ejemplo en La Matanza, donde fue el propio intendente Fernando Espinoza el que advirtió a través de sus redes sociales que “las terapias intensivas cada día tienen menos camas” y llamó a la responsabilidad social para evitar un colapso sanitario.

“La situación cada día está más complicada. Las terapias intensivas están cada vez más llenas. Los médicos seguimos trabajando y, por eso, es que necesitamos que todo el mundo se quede, que nos ayuden en este momento”, pidió Martín Cohen, médico del hospital René Favaloro de Rafael Castillo.

Fuente: Hospital Posadas y Clarín