Vivía con su familia en Parque Leloir: Decretan hoy un duelo nacional por el asesinato del policía federal Juan Pablo Roldán

El inspector de la Policía Federal Argentina Juan Pablo Roldán, quien murió hoy luego de ser apuñalado por un hombre a pocos metros del Museo de Arte Latinoamericano (Malba), tenía 33 años y un hijo de cuatro años. Vivía en Parque Leloir y se desempeñaba como inspector del Cuerpo Montada de la PFA.

Ingresó en la fuerza federal de seguridad el 1 de enero de 2006. Su primer destino fue la por entonces comisaría 52a., en Villa Lugano; después pasó a prestar servicio en la seccional 15a., en Retiro; su tercer destino fue la Delegación de la PFA en San Martín; tuvo un paso por la Subdelegación 25 de Mayo, y su último pase fue al Cuerpo de Policía Montada, donde cumplió hasta hoy.

Habían pasado las 17 cuando Roldán y otros compañeros, que cumplían su labor en la Comisaría Vecinal 14C de la Policía de la Ciudad, siguieron unos 200 metros a un hombre que actuaba en situación violenta y amenazaba con un arma blanca a los vecinos de esta exclusiva zona de Buenos Aires.

En un encuentro con el atacante, el oficial Roldán fue alcanzado por el arma y herido de gravedad, lo que le provocó la muerte. Falleció en el Sanatorio Mater Dei, situado a unos 50 metros de donde ocurrió el hecho, y adonde había sido trasladado de urgencia, según informaron fuentes policiales.

Hoy poco después de que se conoció su homicidio, en las redes sociales sus compañeros lo despidieron. «Te acaban de quitar la vida en cumplimiento del deber. Que Dios tenga tu alma a su lado». En un grupo de Facebook un uniformado escribió: «Mis condolencias por el camarada caído en cumplimiento del deber». Hubo condolencias expresadas desde el Gobierno, el Ministerio de Seguridad, la Ciudad, dirigentes políticos y ciudadanos comunes.

A través del Decreto 778/2020 publicado en el Boletín Oficial el Gobierno decretó este martes duelo nacional por la muerte del efectivo de la Policía Federal. “Resulta un deber honrar su memoria”, argumenta la medida oficial.

En tanto, Rodrigo Facundo Roza (51), el atacante que sufrió un cuadro de alteración mental, falleció a las 3.30 en el hospital Fernández, donde había sido intervenido quirúrgicamente debido a las lesiones de bala que le efectuó el policía cuando se defendió del ataque a puñaladas, añadieron los voceros.