En Merlo: Tras discutir por una deuda de 800 pesos, un carnicero acuchilló y mató a un repartidor de pollos

Un proveedor de pollos fue asesinado hoy de una puñalada tras una discusión con el empleado de una carnicería por una deuda de 800 pesos, en la localidad de Parque San Martin, Merlo Sur, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió este mediodía en la esquina de 25 de Mayo y Chapeaurouge. Según fuentes policiales, todo comenzó cuando el empleado de una carnicería, identificado como Adrián Gustavo Bustamante (45), discutió con el proveedor de pollos, llamado Jorge Omar Maggio (55), por una deuda de 800 pesos. La pelea fue al comienzo con gritos, insultos y golpes.

La pelea continuó en la vereda hasta que el pollero recibió una puñalada de una cuchilla que el carnicero sacó del local, que le causó la muerte casi en el acto.

La víctima quedó tendida sobre el pavimento, frente a la carnicería. Efectivos de la comisaría de la zona fueron alertados por el homicidio y aprehendieron a Bustamante como principal sospechoso.

Minutos después, al llegar la ambulancia del Municipio de Merlo, con un médico abordo, constató que el repartidor de huevos estaba muerto. Varios vecinos se acercaron cuando escucharon la pelea, pero el desenlace fue rápido y nadie pudo intervenir para separar a los hombres.

Personal de Policía Científica realizaba esta tarde los peritajes correspondientes en la escena del crimen, donde secuestró un cuchillo. Los investigadores también se entrevistaban con los testigos presenciales y buscaban cámaras de seguridad que hayan captado el momento del ataque.

El hecho es investigado por la Fiscalía N° 4 del Departamento Judicial Morón.

Hace pocos días, en la zona, un hombre fue asesinado y su hermano resultó herido al ser baleados por dos “motochorros” cuando se resistieron al robo de un auto en el mismo lugar donde en 2008 mataron al padre de ambos durante un asalto.

El hecho ocurrió el sábado pasado alrededor de las 22, en Rodolfo Diesel al 200 de la localidad de Libertad, en dicho partido del oeste del Gran Buenos Aires, donde residía Héctor Navia Penozo (36), quien trabajaba como colocador de pisos.

Voceros judiciales y policiales informaron a Télam que Navia Penozo salió de su casa y subió del lado del acompañante a un Peugeot 207 color negro, mientras su hermano Rolando cerraba la puerta y se disponía a ingresar al vehículo. En esas circunstancias, aparecieron en el lugar dos asaltantes armados que circulaban en una moto, quienes amenazaron a los hermanos con intenciones de sustraerles el vehículo y las pertenencias.

Rolando contó que uno de los ladrones le pidió “la llave del auto, la billetera y el celular”, y que cuando le estaba “dando en la mano”, su hermano “baja rápido, quiere reaccionar y no ve al otro (delincuente) que le pega dos o tres tiros”.

Fuente: Télam