Los gremios docentes aceptaron la paritaria del 15% en la PBA, primer paso para el regreso a las clases presenciales

El gobierno de Axel Kicillof logró destrabar la paritaria docente, resuelta con el 15% de aumento. Es el primer paso para confirmar el complicado regreso a las aulas, que será por progresivo, por etapas y siempre y cuando se disminuya el riesgo de contagio en los municipios y los gremios, afines, colaboren.

La propuesta, que logró el voto de los gremios que integran el Frente de Unidad Docente, incluye una suba al básico distribuida entre un 6,5% retroactivo a septiembre y el 8,5% a partir de diciembre. Más una mejora del 30% en las asignaciones familiares. Si se suma el 17,6% otorgado en la primera parte del año, el aumento acumulado supera el 32%, entusiasmó el FUEB.

El frente que confirman AMET FEB SADOP SUTEBA UDOCBA emitieron este sábado un comunicado en el que aceptan la propuesta. Aunque más abajo se aclara que «continuamos demandando el acceso a la conectividad y entrega de dispositivos a todos/as los y las estudiantes y a los y las docentes».

«El FUDB, en unidad y con determinación, continúa firme en los reclamos por mejores condiciones de trabajo, por Escuelas Seguras y, porque en el marco de la pandemia, se cuide la salud y la vida de los y las estudiantes de los y las docentes y de toda la comunidad educativa», comunicaron, con mayoría de referentes peronistas. La izquierda se opuso al acuerdo, pero en minoría.

Por su parte, Mirta Petrocini, twitteó días atrás que «son las autoridades sanitarias quienes recomendaran la #VUELTAaCLASES. Con los cuidados y condiciones necesarios de protección para toda la comunidad educativa. Es necesario que se analice cada caso, por distrito, localidad y por escuelas». Es no más ni menos que el discurso oficial, refrendado el viernes pasado por Kicillof.

La propuesta que convenció a los sindicatos llegó en la tercera reunión paritaria con el sector, luego de una primera oferta rechazada por «insuficiente» y tras el acuerdo logrado el miércoles pasado con los gremios estatales UPCN, ATE y FEGEPPBA, que representan a trabajadores de la ley 10.430.

Los distritos que, según el gobierno, presentan riesgo epidemiológico bajo son: Chivilcoy, Daireaux, Saavedra, Bragado, Tres Lomas, Lobos, Lezama, Salliqueló, Alberti, General Lavalle, Adolfo Alsina, Monte Hermoso, 9 de Julio, Puan, 25 de Mayo, Tordillo, Guaminí, Monte, General Lamadrid, Rauch, Florentino Ameghino, Carlos Tejedor, González Chaves y Chascomús.

Los estudiantes que tendrán prioridad en la primera etapa de la vuelta segura a clases en los 24 distritos del interior bonaerense son los que cursan el último año de la escuela primaria y secundaria y tuvieron problemas con la continuidad pedagógica en estos meses de pandemia. Asistirán tres veces por semana para abordar los “contenidos prioritarios” y en grupos de no más de 10 alumnos por aula. La jornada de clases durará 90 minutos y no tendrá recreos.

Tras el acuerdo con los maestros, el gobierno buscará cerrar la negociación con los trabajadores judiciales y los médicos, que fueron convocados para el martes 13 y el lunes 19. Son los dos sectores que restan para terminar la discusión salarial antes de comenzar la negociación por el presupuesto 2021 y la ley impositiva que el Ejecutivo prevé enviar a fines de octubre a la Legislatura.