Caso Guernica: Volvieron a suspender el desalojo, entre la negociación del Gobierno y pedidos cruzados de la oposición

Aunque se siguen usurpando otras tierras y, sin cámaras, también se producen desalojos violentos en Provincia de Buenos Aires, Guernica pasó a ser un caso emblemático, que define la posición del gobierno y la oposición en materia de seguridad, de hábitat y de manejo de la cosa pública. Hoy el resultado es incierto: La Justicia volvió a postergar el desalojo en Presidente Perón: mientras la izquierda lo resiste y JxC pide empezar a cumplir con la ley.

«El Gobierno de Kicillof busca amedrentar siempre que puede a las familias. Hoy a las 5 de la mañana un helicóptero de la policía que comanda Sergio Berni sobrevoló isobre el predio donde se encuentran las familias con sus hijes», posteó temprano Izquierda Diario. Algunos dirigentes como Manuela Castañeira, del Nuevo Mas, y del Frente de Izquierda pasaron la noche en la toma.

Todo estaba preparado. Sin embargo, por cuarta vez, la Justicia decidió postergar sin fecha el desalojo, que estaba previsto para este jueves 15 de octubre.

Además, dejó en claro que “depende ahora de la logística policial”, estasblecer el momento en que se realizará el operativo. “Hoy no se hace el desalojo. No hay fecha cierta del procedimiento”, señaló el fiscal Marcelo Romero.

El ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés “Cuervo” Larroque, remarcó que “el 80% de las familias ya fueron reubicadas” y se quejó en reiteradas ocasiones de que sectores de izquierda buscaban un conflicto en el desalojo.

Las familias que abandonaron el predio firmaron un acta acuerdo en la que se comprometieron a dejar los terrenos y, por su parte, el Gobierno provincial los ubicó en otros domicilios o los proveyó de materiales de construcción para ampliar sus viviendas, y a otros se los ayudó en el pago de alquiler.

De todas maneras, hay otros ocupantes que desafían a quedarse. “Ya está, no nos sacan más”, asegura en una parcela del sector del asentamiento denominado “San Martín”. “¿Cuántas veces dijeron que venían sin aviso previo a desalojarnos? Decían también que hoy a primera hora iban a estar acá y mirá”.

Los terrenos reclamados por sus propietarios- unas 100 hectáreas- fueron ocupados en julio pasado por unas 1.200 familias que vivían en Guernica y otras provenientes de los distritos de Almirante Brown, Lomas de Zamora, San Vicente, Florencio Varela, Ezeiza y Esteban Echeverría.

La resolución del juez Rizzo dice que, “una vez ocurrida la desocupación de los lotes, deberán restituirse en forma provisoria a los requirentes María Jacinta Romero, Vilma Alicia Enríquez, Andrés Ríos y Gervasio Perez Pesado en representación de la firma Bellaco S.A.”.

En tanto, diputados nacionales y provinciales del bloque PRO encabezados por el exministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo, visitaron el predio.

«Lo que pasa en Guernica es una mala señal para el conjunto de la sociedad. El Estado debe contener a estas familias que llegaron a tomar esta medida, sin descuidar a quienes trabajaron duro para comprar la tierra», apuntó el legislador.

El diputado bonaerense PRO Alex Campbell recordó que «el Gobierno tiene que dar respuestas inmediatas dentro del marco de la ley» porque «las tomas son un delito y el Estado tiene que actuar en consecuencia», agregó.

En tanto, la diputada nacional del PRO de Merlo María Luján Rey apuntó a los «grupos que, con sus intereses, interfieren sin permitir encontrar una solución rápida a la situación», tanto para quienes están en esta circunstancia como para quienes a través de su trabajo son propietarios de sus tierras».

Finalmente, la exasesora del ministerio de Seguridad Nacional, Florencia Arietto, afirmó que «Guernica tiene que ser desalojado sin más dilaciones» porque «es urgente para la paz social aplicar la ley y restablecer el orden». Además, estuvieron los diputados nacionales del PRO Adriana Cáceres y Mercedes Joury; los diputados provinciales Matías Ranzini, Susana Lázzari, Guillermo Sánchez Sterli, Juan Carrara y Andrea Bosco; el senador provincial Owen Fernández; y el presidente del PRO en Ituzaingó, Gastón Di Castelnuovo.