HCD Morón: Un largo debate para no aprobar ni el corredor gastronómico ni el pedido de regreso a clases presenciales

El Concejo Deliberante volvió a sesionar ayer en forma mixta (presencial y por zoom), con la incorporación de la modalidad virtual de Banca Abierta, y el tratamiento de 16 proyectos sobre tablas, entre los que se encontraban un esquema de corredores gastronómicos y el pedido de regreso a las clases presenciales.

La discusión se resolvió con un giro al Ejecutivo, en el caso del proyecto que, según el bloque de Juntos por el Cambio, estaba «consensuado con cámaras y sindicatos». Y desde luego sólo JxC acompañó una resolución que solicitaba al Ejecutivo demandar a la Provincia la apertura de las escuelas para los chicos que terminal el ciclo. Por supuesto, el resto del tiempo se lo llevaron los homenajes, incluidos el del 17 de Octubre y la muerte de Mario Cafiero.

Tediosa y hasta innecesaria, la cuestión escuelas pasaba simplemente por fijar posición. «Quedó claro que no quieren el regreso a clases y nosotros sí», explicaba el jefe del bloque macrista, Juan Nardo, sobre la resolución que presentó.

Desde el oficialismo le recordaron que no dependía del Municipio tomar esas decisiones y que la Provincia tiene un protocolo distinto al de CABA y que apenas habilitó a 15 comunas a reabrir escuelas (están en Fase 5 y en el interior).

Como ocurrió con el Aeropuerto de El Palomar, ni aunque el intendente Ghi en persona saliera a defender la reapertura, el bloque de FdT permitiría su tratamiento.

«La pandemia no terminó. Sino miremos lo que ocurre en países como Francia. No es tiempo de especulaciones políticas. Es tiempo de sensatez y racionalidad», reflexionó el concejal Gabriel Barquero (PJ). Aunque hubo cruces muchos más picantes, tanto por la situación de económica como la escolar.

«Autorizan los hipódromos, el fútbol, pero no las clases. España, México, Uruguay, la Ciudad tienen un plan. Creemos que están dadas las condiciones. Todo el arco político entiende que los chicos tienen que volver a clases», apuraba Nardo, recordando que el propio Sergio Massa, presidente de la Cámara Alta nacional y jefe del FR, pidió que los chicos de 6 años terminen el ciclo primaria y secundario en la escuela. El pedido que se truncó en el Concejo de Morón, había salido antes de intendentes opositores como Diego Valenzuela (Tres de Febrero), seguramente con poca suerte en La Plata.

Del mismo modo se discutió sobre los bares. Morón fue de los primeros municipios del GBA en permitir su apertura, con mesas en espacios abiertos (veredas, estacionamiento, jardines o terrazas). Pero «no todos tienen el espacio».

La bancada de JxC propuso entonces un «corredor gastronómico» con calles «semi o peatonales» en cada ciudad del distrito. Similar a lo que existe en la CABA.

En este caso, por mayoría (JxC a favor y el resto en contra), el proyecto más trabajado y propositivo de la jornada pasó al Departamento Ejecutivo para su análisis.

En otro orden, el oficialismo convirtió en un «homenaje a Mario Cafiero» la declaración de interés municipal de la Mesa de Fomento del Asociativismo y la Economía Social. El cofundador de Proyecto Sur estaba al frente del INAES.

“La economía social, solidaria y popular es fundamental para el desarrollo de la Argentina, más aún en estos tiempos de pandemia”, sostuvo Barquero, ayer.

La Mesa se encuentra enmarcada desde el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) y tiene como objetivo fomentar la creación en los ámbitos locales de asociativismo y economía social, que vinculen a los actores que basan sus prácticas en la cooperación y la ayuda mutual.

En este contexto, Barquero homenajeó al fallecido funcionario: «La mejor manera de recordar a un compañero como Mario Cafiero es fortaleciendo el asociativismo en cada territorio de nuestro distrito y, de esta manera, continuar el camino de reconstrucción del tejido social y productivo que inició al frente del INAES, junto a nuestro Presidente Alberto Fernández», reflexionó.