Aeropuerto de El Palomar: Valenzuela pidió al gobierno que «no busque artilugios técnicos» y que respete los acuerdos

El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, aseguró que la decisión del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), que estableció que el aeropuerto de Ezeiza es el único habilitado en el Área Metropolitana, “pone en peligro el desarrollo y el empleo en las muchas ciudades que se han visto beneficiadas” con el funcionamiento de el de El Palomar.

“Nos enteramos de que un organismo técnico manejado por el kirchnerismo que regula los aeropuertos determina, de espaldas a los vecinos, pasajeros y trabajadores, que la única terminal habilitada para funcionar con protocolo Covid-19 es la de Ezeiza”, cuestionó el jefe comunal.

El dirigente de Juntos por el Cambio recordó que la medida “también pone en peligro el desarrollo y el empleo en las muchas ciudades que se han visto beneficiadas por El Palomar, de Bariloche a Salta, Rosario, Iguazú, Córdoba, Mendoza o Corrientes. Ser un país verdaderamente federal requiere de más opciones y más posibilidades en cuanto a conectividad aeronáutica”.

Valenzuela recordó la reunión con el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni: “Nos unimos en la diversidad los intendentes de la zona en defensa del trabajo, buscamos consensos, acordamos que se haga un profundo estudio sobre su impacto y viabilidad, pero coincidimos en que no se pueden arriesgar en este momento tan delicado las fuentes de trabajo”.

“Volvemos a comprometernos con el futuro del aeropuerto de El Palomar, por su gran impacto en empleo, conectividad y federalismo. En nombre de las muchas familias que trabajan ahí decimos que es urgente que la operadora aeroportuaria presente el protocolo Covid-19 adecuado para que el aeropuerto pueda funcionar”, manifestó y solicitó “que no se busquen artilugios técnicos para frenar un hecho de trabajo y desarrollo que beneficia primero al oeste del conurbano, pero luego a la conectividad nacional”.

“Si tenemos el mismo operador aeroportuario que en Ezeiza, ¿Aeropuertos Argentina 2000 puede tener un protocolo correcto para Ezeiza y no para El Palomar?”, cuestionó.

En el Ministerio habían asegurado la continuidad de EPA aunque creían que por los costos no valía la pena. Curioso, porque hubiera costado mucho menos acondicionar a El Palomar para aumentar los vuelos de cabotaje que volver a poner en obras al Aeroparque, ensanchar su pista, para hacer que aterricen los aviones más grandes de Aerolíneas, única empresa beneficiada en esta historia. Si es por costos, recibe muchos más subsidios que las tasas exenciones de Flybondi o Jetsmart. Y lo peor: el pasaje es más caro.

Por eso, ante el argumento del ajuste, lo que se reclama es mantener a la competencia (apenas 6 aerolíneas operan en el país pero sólo una está volando) y sostener la política low cost, que permitió ampliar el universo de viajantes.