Avanza en la Legislatura bonaerense el plan para la construcción 6 cárceles y alcaidías en el Conurbano

La Cámara de Diputados bonaerense le dio media sanción este jueves al proyecto de ley que expropia inmuebles en varios distritos del Conurbano para ser destinados a la construcción de dos cárceles y diez alcaidías, de acuerdo a un plan que fue presentado por el ministro de Justicia, Julio Alak.

La iniciativa enviada por el Poder Ejecutivo y que ahora debe ser tratada en el Senado, expropia inmuebles en Quilmes, Moreno, Merlo, La Matanza y Tigre.

El plan presentado por el ministro de Justicia, Julio Alak, prevé la construcción de dos cárceles para mil internos cada una y la de diez alcaidias para 300 internos cada una.

En los fundamentos del proyecto se consignó que el Servicio Penitenciario Bonaerense «afronta la superpoblación más alta de su historia y cuyo registro se encuentra por encima del cien por ciento».

También se detalló que «la cantidad de personas que tienen domicilio en el AMBA, y se encuentran alojadas en Unidades Penitenciarias, Alcaidías y comisarias de la Provincia, representan el 69,2% del total de la población analizada, cuando el total de plazas con la que cuenta el sistema en esa zona es del 38,7% del total».

El proyecto establece, además, que la puesta en funcionamiento de los nuevos establecimientos en el marco del Plan de Infraestructura Penitenciaria deberá hacerse «previa consulta y acuerdo con los Municipios en que se desarrollen».

No obstante, el bloque de Juntos por el Cambio logró introducir un artículo donde los municipios tendrán que acordar con la provincia para avanzar en las obras respectivas.

“Nosotros contribuimos con el plan del Gobierno de continuar el camino iniciado por Vidal, para descomprimir la superpoblación carcelaria creando nuevas plazas penitenciarias”, apuntaron desde el bloque de JxC.

Por su parte, el Daniel Lipovetzky, indicó que “estamos convencidos que la política penitenciaria de nuestra provincia no es sólo construir cárceles, sino trabajar para lograr la resocialización de quienes cometieron delitos y purgan una condena, en pos de bajar los altos niveles de reincidencia”.

La oposición celebró además el artículo que introdujo para el tratamiento de la Ley. “Para reforzar la autonomía municipal y respetar a los vecinos del lugar donde se emplazarán las unidades penitenciarias, logramos sumar un artículo para que el municipio correspondiente otorgue la autorización y preste el acuerdo para que esto suceda”, afirmaron.