El ex Gran Hermano Cristian U se defendió tras tocar en una fiesta clandestina: «Necesito laburar ¿Qué querés que haga»

El Ministerio de Seguridad bonaerense, a través de la Dirección Provincial para la Gestión de la Seguridad Privada, desbarató esta madrugada una fiesta clandestina en una casa quinta a la que asistieron 250 personas en Virrey de Pino, por incumplimiento del decreto de Distanciamiento Social.

Desde la cartera de Seguridad se precisó que la invitación se envió a través del WhatsApp durante los días previos y la dirección se informó por esa vía a último momento.

Así, por orden del juez federal Néstor Barral, se identificó a todos los participantes, quienes firmaron un acta tomando conocimiento de estar violando el artículo 205 del Código Penal.

El director de Gestión de la Seguridad Privada, Marcelo Montero, explicó que «luego de firmar el acta, (los jóvenes) se retiraban del lugar y los procedimientos posteriores quedan en manos de la justicia federal».

«Estuvimos desactivando fiestas clandestinas durante todo el fin de semana. En esta oportunidad nos encontramos con alrededor de 300 jóvenes, más de 50 vehículos e incautamos bebidas alcohólicas de todo tipo», finalizó Montero.

El DJ hizo su descargo tras aparecer en las redes sociales: «La realidad muchachos es como se ve en el video, no te voy a chamuyar. O sea, había una fiesta, fui contratado, fui a tocar, entre comillas y paréntesis, necesito laburar, como necesitan todos, ésa es la realidad», dijo.

«O sea, mi laburo terminó cuando arrancó la pandemia, igual que el de todos ustedes. Y ustedes saben, de los años que me conocen, soy organizador de eventos, organizador de boliches, soy DJ, y es de lo que laburo. Me reinventé en algunas cosas para ir zafando pero necesito laburar, ya el reinvente no me sirve de mucho más», agregó Cristian.

«Entonces, digo, de cierta forma y de una forma paulatina se fueron abriendo todos los comercios, cosa que me pone súper contento, pero lo nuestro no, somos el último orejón del tarro. Necesito laburar, ¿qué queres que haga?», continuó.

Participaron del operativo, personal del ReBA (Registro Bebidas alcohólicas), ReCap (Registro Público de Controladores de Admisión y Permanencia), el GAD (Grupo Apoyo Departamental), el GPM (Grupo Prevención Motorizada) y la UTOI (Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas).

Por denuncias se habilitó una línea que funciona de viernes a domingo de 22 a 06 cuyo número es el (221) 429-3386.