Otro crimen impune: Placa y homenaje en el cumpleaños de Diego Rodas, el comerciante asesinado en 2016 en Ituzaingó

Familiares y amigos de Diego Roda, el comerciante asesinado en 2016 en Ituzaingó, colocaron una placa en el día que hubiera cumplido 44 años y en la que continúan con el pedido de justicia y el pronto esclarecimiento del crimen.

El encuentro se realizó en la verdulería «El Económico», Brandsen al 2500, propiedad de Roda y en donde trabajan hoy su padre Omar y su hijo mayor, Franco.

«Nunca se va del alma quien con su bondad y amor nos abrazó a todos», dice la placa colocada por su familia y que lleva el logo del HCD de Ituzaingó. El acto contó con la presencia del intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, e integrantes del Concejo Deliberante, quienes, por unanimidad, declararon de interés municipal el esclarecimiento del caso Diego Roda.

Por su parte, María del Carmen Peche, madre de Roda, dijo que se encuentran juntando firmas para enviarle una carta al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y al ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni.

En tanto, la Fiscalía General de Morón ordenó en la última semana separar de la causa al fiscal Roberto Tavolaro, a cargo de la investigación, luego de ser denunciado «por mal desempeño» en sus funciones.

Ahora, la pesquisa del crimen de Rodas se encuentra a cargo del fiscal Pablo Ávila.

Para la madre de Roda, desde la designación de Ávila «hay un montón de cosas positivas», y afirmó que «toda la familia está esperanzada» con que haya justicia.

«En los próximos días van a ir a declarar los peritos que analizaron por donde ingresaron los disparos en el auto de Diego», sostuvo la mujer.

Además, la familia difundió un afiche que decía: «Fiscal Tavoralo, Ituzaingó le pide justicia por Diego Roda. Van más de cuatro años de impunidad».

Por último, en el acto del lunes se transmitió por pantalla gigante un video en el que amigos y vecinos dedicaron unas palabras a la memoria de la víctima.

El asesinato de Roda ocurrió el 10 de septiembre de 2016 cuando el verdulero regresaba a su casa junto a su esposa y su bebé de apenas 12 días.

En ese momento, delincuentes que habían robado una camioneta y eran perseguidos por la Policía chocaron con un patrullero móvil policial e interceptaron el vehículo de Roda.

De acuerdo a la pesquisa, en esas circunstancias se inició un tiroteo en el que Roda recibió cuatro balazos en la cabeza, en el tórax, en el brazo derecho y hombro derecho, mientras que su esposa fue baleada en una mano y el bebé quedó ileso.

El fiscal Tavolaro imputó en la causa a los cuatro policías que participaron de la persecución y a los tres supuestos delincuentes en el marco de la causa por «robo y homicidio».

No obstante, aún no están claras las circunstancias en la que mataron a Roda ya que hay medidas de prueba pendientes de resolución, agregaron las fuentes.

Lo que si se determinó es que del arma del policía Fernando Grane partieron dos de los disparos efectuados, por lo que quedó imputado.

Sin embargo, ese efectivo no está detenido en el marco de esta causa aunque sí está con arresto domiciliario en otra por una pelea callejera en la que se lo acusa de haber baleado a un joven.

Fuente: Télam