Suspenden el velatorio de Maradona por los incidentes en la Casa Rosada: Será trasladado al Jardín de Bella Vista

El velatorio de Diego Armando Maradona en la Casa Rosada finalizó cerca de las 17 horas por los incidentes que se produjeron en el ingreso. Luego de que se desbordara el cordón de contención policial, tuvieron que mover el féretro donde descansan los restos del ídolo. Mientras, se prepara traslado hasta el cementerio privado Jardín de Bella Vista (San Miguel), donde será enterrado.

Luego de que Gobierno informó que el velatorio se extendería tres horas (de las 16 a las 19) por la cantidad personas que esperaban para entrar, comenzaron los incidentes más serios, que incluyeron gases lacrimógenos en la entrada de la Casa Rosada y balas de goma en los alrededores de la Plaza de Mayo.

Tal fue el descontrol, que parte de los fanáticos ingresaron a la Rosada por Balcarce 24, que era la salida prevista del velatorio, y coparon el Patio de las Palmeras

Minutos antes de acordar la extensión del funeral, se había informado que el cortejo fúnebre con el cuerpo de Maradona partiría a las 17 desde la Casa Rosada para transitar por avenida 9 de Julio, Autopista 25 de Mayo y Acceso Oeste.

En ese comunicado, se ratificó que el funeral tenía como horario de conclusión las 16.30 «respetando la decisión de la familia». La hora de cierre del velatorio fue objeto constantes de conversaciones con los familiares del astro ante el interés de importantes personalidades de viajar al país, entre ellos el capitán de la Selección, Lionel Messi; su ex yerno, Sergio el Kun Agüero, y el presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino. De todas formas, el Presidente, Alberto Fernández, se pudo dar el gusto de darle su propia despedida. Dejó una camisa de Argentinos Juniors, la cuna del 10 eterno.

Una vez que termine la despedida popular que tiene lugar en la Casa Rosada, los restos de Maradona van a ser trasladados en helicóptero hasta el Jardín Bella Vista, en San Miguel, un cementerio privado en el que descansan sus padres: Doña Tota y Don Diego, fallecidos en 2011 y 2015 respectivamente.

Una vez termine el sepelio, Maradona va a recibir sepultura -por expreso deseo de la familia y por cuestión de privacidad será en una ceremonia íntima- y descanso en el cementerio privado ubicado en la Avenida Mayor Irusta 5631.

Está ubicado a 35km de la Capital Federal, pero sólo 5 de Acceso Oeste. Se puede llegar desde Ituzaingó a través de Martín Fierro, cruzando el Buen Ayre.

El descanso fue credo en los años 80. Tiene 13 hectáreas de césped (como 13 canchas de fútbol) con árboles, plantas, lagos artificiales y dos edificios de estilo normando francés en donde se encuentran las oficinas de atención y la capilla.