Batalla por un bono que pide el SEOCA: Una conciliación obligatoria postergó 26 despidos de Coto en Zona Oeste

Luego del conflicto suscitado a principios de mes en la sucursal de Moreno, donde la empresa Coto había despedido a 22 trabajadores que participaron de las asambleas previas, en reclamo por un bono de $30 mil como «trabajadores esenciales» (tal cual los consideran en el gremio), el Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio y Afines (SEOCA) de la Zona Oeste denunció el viernes que hay otros 13 casos en la sucursal de Santa Rosa, en Castelar.

La delegada de esa boca de expendio, Claudia Vera (47), contó al portal del gremio que están “pasando por un momento muy duro que jamás pensaban”.

“Es una lucha diaria”, expresó. La cadena despidió a 26 trabajadores por haber participado de las asambleas y la mitad pertenecen a la sucursal de Castelar. Por ahora pesa una conciliación obligatoria, que frenó la censantía por ahora.

Fueron seis las asambleas en que los empleados de comercio realizaron en la Zona Oeste, pero fue en COTO donde hubo más resistencia. «Si bien la empresa no quería que todo el personal parara, finalmente se logró. Y cada compañero salió de su ´puesto de trabajo para participar de la asamblea». contó.

“Esto tuvo consecuencias, ya que el aval de los compañeros en la lucha fue total, por eso despidieron a un grupo de trabajadores; reincorporados luego de la audiencia que mantuvo el SEOCA con la empresa”, esgrimió Claudia Vera.

La delegada participó el viernes de una reunión que el secretario general del gremio, Julio Ledesma, junto a otros referentes. El exdiputado les brindó el respaldo, ante lo que consideró «despidos arbitrarios». Los telegramas que envió Coto a sus empleados se basaban en la figura legal de la «causa justa».

Desde el sindicato informaron que “vamos hacer todo lo que tengamos que hacer para que la empresa COTO entienda que en zona oeste se debe respetar los derechos de los trabajadores”. “Este es el capitalismo salvaje. Es una guerra por la defensa de todos nuestros derechos”, advirtió Ledesma el viernes.

Otra guerra, con Moyano

Por otro lado, el gremio mercantil realizó un operativo de inspección en el supermercado El Abastecedor de Merlo, encabezado por la Secretaría de Convenciones Colectivas y Encuadramiento de SEOCA: Así se intimó a la empresa a que «se abstenga del traspaso de los trabajadores en virtud de haberse presentado el sindicato de camioneros solicitando la representación de los mismos, los cuales se encuadran dentro del Convenio Mercantil».

No es la primera vez que el sindicato de lo Moyano avanza sobre afiliados de otros gremios, con el pretexto de que ofrece un básico más alto. Entre el temor de algunas empresas y algún que otro fallo de la Justicia laboral, por lo general, Camioneros consigue a la larga sus objetivos. La bola está en el aire.